Entradas populares

miércoles, 20 de junio de 2012

"Ceburros" y Quaggas



Uno de los problemas más interesantes acerca de las imágenes zoológicas y la iconografía animal en general consiste se da en las confusiones entre animales similares o supuestamente similares. Generar monstruos y quimeras con elementos extraídos de diferentes criaturas es algo sobradamente conocido e inherente al reconocimiento y diferenciación de especies. La coincidencia de rasgos físicos asociados a diferentes órdenes zoológicos en el ornitorrinco hizo dudar de a los científicos de la autenticidad de los primeros ejemplares disecados que pudieron observar en Europa. Muchos monstruos clásicos no responden sino a la combinación de rasgos físicos de otras especies, pero, en cualquier caso, hemos dado cuenta de ello en entradas específicas anteriores a la que estamos publicando ahora.
Sí que habíamos hecho referencia, no obstante a tres cuestiones que, curiosamente, se dan simultáneamente en el caso que ahora comentamos:

1-Animales de reciente extinción: hemos dedicado una entrada a animales extintos después de la aparición de la fotografía, lo que convierte a estas imágenes en vestigios holotípicos de especial interés, como en el caso del lobo de Tasmania o del Quagga.

2-Aparición de rasgos atávicos por genes recesivos, en poblaciones aisladas que fomentan la cosanguineidad, como se ejemplifica en las razas caninas, en los animales domésticos de cría selectiva (especialmente significativa en los zorros criados para peletería) o en híbridos de especies muy cercanas filogenéticamente.Tigones y guepardos reales daban cuenta de ello.

3-La difícil definición de especie, o frontera filogenética, entre especies muy cercanas o en subespecies con rasgos muy diferenciadores. Si se supone que animales de distinta especie no pueden generar descendencia fértil, parece ser que algunas excepciones hacen que los científicos se hayan de esforzar en redefinir aquello que diferencia una especie de otra.

El Quagga, fotografiado poco antes de su total extinción, parcía hablarnos de la cercanía entre caballos, cebras y asnos de forma sorprendentemente explícita. Aparentaba una tímida quimera producida por un todavía inexistente Photoshop. El híbrido de asno y cebra que recientemente ha sido objeto de noticia (transcribimos la entrada original a continuación de nuestro escrito) parece recordarnos no sólo la cercanía genética de la familia de los caballos, al igual que ligres y tigones remiten a la descendencia de los primos de los smilodones, sino que resucita de algún modo la presencia de los Quaggas.

 

Noticias de Animales: Nació un "ceburro" en Estados Unidos


11 Noticias de Animales: Nació un "ceburro" en Estados Unidos.

En el estado norteamericano de Georgia existe una reserva de animales silvestres llamada Chestatee, y ahora todo el mundo tiene sus ojos en ella: es que hace una semana nació allí un zedonk o cebrasno, el fruto de la cruza entre una cebra macho y un burro hembra. Se trata de un fenómeno poco común en la naturaleza, porque no es frecuente que ambas especies se apareen.

En Chestatee no ocurría algo así desde hace 40 años, lo cual denota la rareza de este hemoso animalito híbrido, que combina las características de sus papás. Según el director de la reserva, el cebrasno -que tiene rayas negras muy notorias en sus patas y orejas- tiene los mismos instintos de sus ancestros de la selva, y hasta cuando descansa parece estar alerta a la presencia de algún predador. De todas formas el caso de Chestatee es el menos raro: los ceburros nacen generalmente después del apareamiento entre una cebra macho y una asna; el caso inverso es improbable, siendo que el último se ha registrado en 2005 en Barbados. .