Entradas populares

lunes, 25 de junio de 2012

Manifiesto contra los recortes en la enseñanza pública



Alpha
Manifiesto contra los recortes de la EASD Serra i Abella de L'Hospitalet de Llobregat

Los abajo firmantes, profesionales de la enseñanza pública de la Escuela de Arte y Superior de Diseño Josep Serra i Abella de L'Hospitalet de Llobregat, queremos manifestar nuestro malestar ante las medidas adoptadas por los políticos en este contexto de crisis, que están disminuyendo considerablemente derechos y servicios sociales que han costado mucho conseguir.

Concretamente, en el sector de la educación se están aplicando medidas como:


· El aumento de la ratio de alumnado por aula;

· El incremento de las horas lectivas del personal docente;

· La rebaja de los salarios del personal;

· La reducción de la asignación económica a los centros;

· La falta de cubrimiento de algunas bajas por la nueva política de sustituciones;

· El empeoramiento de las condiciones laborales del personal interino / sustituto;

· La implantación de tasas en las matrículas de los estudios profesionales.

· El parón en la implantación de nuevos ciclos formativos.


Todas ellas, medidas que no sólo suponen un empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores sino que también están provocando un progresivo deterioro de la calidad de la enseñanza pública, debido a:


· La masificación de las aulas;

· La dificultad en la adquisición y renovación de los equipamientos;

· El aumento en la precariedad de las condiciones laborales del personal docente y PAS;

· La dificultad en atender de forma personalizada al alumnado;

· La dificultad en el acceso a la educación por parte de las personas con menos recursos.


Y, lo que es más grave, algunas de las consecuencias de esta política son:


· El desprestigio a nivel social del propio enseñanza pública, ya bastante dañado;

· El aumento de las desigualdades sociales debido a la dificultad de acceso a la educación pública que supondrá la implantación de tasas de matrícula en estudios hasta ahora gratuitos (CFGS), la considerable subida de las mismas en las universidades, etc. ;

· La dificultad para poder atender las necesidades específicas de cada alumno, que es uno de los puntales de la ley de educación vigente;

· El impedimento en llevar adelante la tarea docente con la eficacia profesional que sería deseable, ya que un aumento de horas lectivas se traduce en una considerable rebaja del tiempo de preparación de las clases, diseño de modelos y actividades, investigación e innovación y reciclaje profesional del profesorado, tiempo que a menudo ya nos ocupa gran parte de nuestras vacaciones y tiempo libre;

· La sensación por parte de los profesores de ser menospreciados y excluidos en el proceso de toma de decisiones sobre aspectos fundamentales en la tarea docente, sobre la que, como profesionales que somos de la enseñanza, tenemos muchas cosas que decir y queremos que la Nuestra opinión se tenga en cuenta.



Por todo ello queremos expresar nuestro rechazo a cómo se están aplicando las llamadas "medidas contra la crisis" en el sector de la educación. Consideramos que, lejos de solucionar la situación, la agravarán, ya que las actuaciones que se están haciendo no van en la dirección de garantizar una mejor formación, sino que responden a una política de ahorro sin criterio de futuro, ya que ahora más que nunca será necesaria una sociedad bien formada que sea capaz de cambiar los errores del pasado y de inventar un nuevo modelo productivo.

Reclamamos un modelo realmente "pensado" y "consensuado" de enseñanza pública, donde no se supediten las decisiones únicamente a las necesidades económicas del momento, ni a los intereses cambiantes derivados de la alternancia del poder político.

La actual situación hace necesario, más que nunca, definir un modelo de enseñanza pública coherente y adecuado a las circunstancias, donde verdaderamente predominen criterios de formación y con unos objetivos, pensados
​​y pactados por todos los agentes sociales implicados. Un auténtico modelo educativo debe huir de la inmediatez y la improvisación y apuntar a medio o largo plazo. Y es obligación de la administración del estado establecer las condiciones y facilitar los recursos para hacerlo posible. Debemos caminar hacia un modelo de lo que todos estemos convencidos, que valore realmente la importancia de una educación de calidad para nuestra sociedad.


Necesitamos creer en un modelo de enseñanza pública que garantice el derecho de cualquier ciudadano a tener acceso a una formación de calidad que le pueda abrir expectativas de futuro. Un modelo al servicio de la sociedad y que no sea moneda de cambio de los políticos, y donde los profesionales de la enseñanza puedan verter sus esfuerzos convencidos de que es el mejor modelo posible.

Entre todos, tenemos que conseguir cambiar la visión pesimista de gran parte de nuestra sociedad, y especialmente de los jóvenes, que ven de poca utilidad para su futuro invertir tiempo y esfuerzos en formación. Y esto no se consigue precisamente recortando recursos, masificando aulas, reduciendo profesores, deteniendo la implantación de nuevos ciclos formativos ...

Quizás debemos recordar que la educación no ha sido la causante de la crisis, y que no se pueden recortar así como así los servicios públicos sólo porque resulta más sencillo que enfrentarse a los verdaderos causantes de esta situación.


Una sociedad que no cuide y mejore su educación pública tendrá verdaderos problemas para salir de una situación de hundimiento económico como el actual, ya que vivimos en un contexto global donde las ideas, la innovación y la investigación se revelan como factores esenciales para la propia prosperidad económica. Y, para ello, la educación es esencial. El contexto presente pide abrir nuevos horizontes que permitan el reciclaje profesional de muchas personas hoy en día en el paro. En esto, también, la educación es esencial y, muy especialmente, la formación profesional. Si queremos un modelo educativo realmente eficaz y en consonancia con los tiempos debemos apostar claramente por esta formación a través de la dotación de recursos y de fomentar y facilitar el acceso al conjunto de la población, sin discriminaciones.


Hipotecar la educación es hipotecar el futuro de toda una sociedad y limitar gravemente sus posibilidades de progreso. La educación no es el problema, es parte esencial de la solución.



Firmado:

Profesores de Artes Plásticas y Diseño de la Escuela de Artes y Superior de Diseño "Josep Serra i Abella" de L'Hospitalet de Llobregat.





A continuación hay algunos ejemplos de acciones que ha hecho otra gente que, como nosotros, quiere defender una educación pública de calidad.



Blog de una profesora que explica la diferencia entre privilegios y derechos (intenta aclarar algunos tópicos de la labor de los docentes (está muy bien y puede servir para sacar ideas).




Vídeo "Yo estudie en la pública", de "ciudadan @ s por la Educación Pública", de una asociación ciudadana que ha hecho este documental que recoge testimonios de famosos a favor de la educación pública



La educación no es recortable (masnifest de las comarcas gerundenses). Blog que centraliza las acciones antiretallades en educación de un colectivo gerundense; también acoge una iniciativa de recogida de firmas digitales a nivel estatal





Ejemplo de un audiovisual que no trata directamente de educación (trata sobre el paro), pero que me parece una pieza muy bien hecha que podría servir de modelo para nuestros temas.




El Bages se mueve en defensa de la enseñanza pública de calidad





"Ruta de los recortes" (iniciativa de un grupo de profesores de la escuela Pasífae de Vilanova para recorrer en bici una ruta que pasa por 10 centros públicos que CiU ha anunciado que quiere cerrar próximamente).





Twitter estudiantes movilizados