Entradas populares

miércoles, 6 de junio de 2012

Gatocóptero.

El artista y diseñador Bart Jansen, al parecer como homenaje a su gato, ha realizado esta pieza de difícil calificación. La neutralidad crítica nos obliga a evitar comentarios acerca del gusto de su autor (en realidad la pieza me parece notable, y aunque lo es todavía más por no tratarse de una reproducción, sino de la mascota del artista disecada, este hecho me hace dudar de su respeto por el uso gratuíto de animales en piezas de arte o lo que sea, acerca de lo cual ya he dado cuenta en anteriores entradas) pero Orvillecopter
(así ha titulado su obra) es una obra sin duda llamativa y memorable por razones tal vez excesivamente obvias. Quien no se sienta ofendido puede que encuentre la obra original o divertida, o tal vez chocante, absurda, ridícula o poética, pero es difícil separar la afectividad hacia las mascotas de la indiferencia ante su momificación, especialmente al ser tratado el cuerpo como un mero objeto de manufactura.
Orvillecopter