Entradas populares

domingo, 19 de noviembre de 2017

Kate Bergin da nueva vida a la naturaleza muerta.




Decubrimos a Kate Bergin a través de una entrada de El Hurgador, en la que Javier Fuentes fija su mirada en su obra por su manera de hablar de la pintura a través de la propia pintura y de las formas tradicionales en que esta se ha puesto al servicio de las ciencias naturales como registro de imágenes acopiando información sobre el aspecto físico de las criaturas representadas, e incluso estableciendo un vínculo con el modo en que estas se nos presentan en las representaciones con dioramas y taxidermia de los Museos de Historia Natural.

Su estilo y técnica realistas evidencian la presencia de la fotografía en la historia de la divulgación científica, pero se aferran a convenciones de la pintura figurativa cuando esta se empeñaba en reproducir con precisón el aspecto de diversos elementos de la naturaleza dispuestos sobre una mesa para asmiración y consumo humanos: los bodegones o naturalezas muertas, donde las piezas de caza, las hortalizas y las frutas ejercen de gancho con el espectador al despertar sus apetitos gastronómicos, dado que es esto los que les otorga un plus de realismo, de representación pero sobre todo de reproducción del aspecto visual que estos objetos ofrecen en relación a las apetencias y preferencias del espectador.

Kate Bergin, con su obra "Sobre sus alas clamorosas"2013
Las mesas que acogen los ejemplares zoológicos de Bergin suelen presentarse cubiertas con blancos manteles, paños que desafían tradicionalmente la pericia del pintor para representar sus pliegues y con ello el comportamiento de la luz en la escena, y la artista aprovecha para incluir elementos simbólicos de la vida civilizada y aferrada al intercambio de información y conocimientos de los seres humanos.

El elemento más utilizado por Kate Bergin para recordarnos este aspecto mediador de la cultura tecnológica al contemplar ejemplares animales es el teléfono, concretamente un antiguo modelo en ebonita negra, uno de los primeros objetos de producción industrial realizados en un material plástico, sintético y por tanto artificio premeditado en estado puro.

Al igual que en las pinturas de Tiffany Bozic, la influencia de la ilustración naturalista propia de las enciclopedias está presente, pero estableciendo un diálogo con las tradiciones pictóricas que propiciaron su desarrollo, y en un contexto nuevo que las carga de simbolismo y referencias surrealistas, llegando incluso a recalcar que dicho contexto incluye las imágenes ya producidas bajo estos parámetros, tal y como vemos en la imagen que encabeza esta entrada, en la que el bodegón dispuesto sobre la mesa se muestra ante una pared cubierta por un cuadro semejante a una alegoría del árbol de la vida al que tantos taxónomos han hecho referencia como metáfora del sistema científico de clasificación.

Por si fuera poco, el principal protagonista de la composición es un guepardo real, una subespecie desconocida hasta los años veinte del siglo pasado cuya primera presentación documental fueron fotografías que condicionarían el carácter detallado y preciso de las ilustraciones en color que lo incluirían finalmente en las enciclopedias de la época.







Bergin vuelve a plantear viejas cuestiones relacionadas con el problema magrittiano del cuadro dentro del cuadro: ¿Cómo distinguir dentro de la escena pintada algo que está pintado dentro de dicha escena pintada? ¿Cómo saber si un animal congelado en el tiempo pictórico o en el fotográfico no es sino un animal disecado? Y es que los animales disecados, una peculiar forma de naturaleza muerta, no evidencian su muerte, como en un bodegón donde aparecen ya muertos, sino que se presentan con toda su materialidad y corporeidad en una pose congelada propia de la fotografía o la pintura, y, por tanto constituyen un equívoco cuando son reproducidos en una escena pictórica o fotográfica, tal y como pretendían, aún sin conseguirlo, los retratos fotográficos post mortem del siglo XIX.



Y es que a menudo olvidamos que ni siquiera la precisa reproducción de detalles físicos y anatómicos de los ejemplares zoológicos en los medios de divulgación científica consiguen sustraerse al hecho de que los ejemplares se encuentran desubicados, que están observados fuera de contexto, o como mínimo en nuevo contexto que ha de establecer una distancia de observación, y no una especie de validación intelectual cuya particular escenografía sacraliza los conocimientos que pretende aportar, siempre difíciles de interpretar sin superar la incial fascinación que supone contemplar a cualquier criatura diferente a nosotros.


Mafa Alborés.


Javier fuentes destaca algunos de los recursos pictóricos de Bergin ya no sólo como alardes técnicos sino como hitos significativos de la historia de la pintura que han acbado por poseer una cierta carga simbólica por sí mismos:


Hay una exquisita atención al detalle en las pinturas de Kate, que no sólo se refleja en la meticulosa representación de los objetos y animales, sino también en la selección de elementos, su disposición dentro de la obra y lo que representan. Según ella misma acerca de la manzana que aparece junto al teléfono:
«La clásica fruta pelada hace referencia al género del bodegón español del s.XVII, y al situarla sobre una pequeña taza de café de Tiffany & Co, que lleva las notas de "Moon River", de Henry Mancini, uno no puede menos que oir a Audrey Hepburn candanto la letra de Johnny Mercier incluida en la línea: "There's such a lot of world to see (Hay tanto mundo para ver)", lo que se refleja en la pintura que aparece detrás del guepardo, una recreación de "Concierto de aves" de Frans Snyder (ver más abajo), que recientemente se expluso en la Galería Nacional de Victoria, procedente de la colección del Museo Hermitage. Así que hay una variedad de referencias a través de los siglos y países en esta pintura... definitivamente, mucho mundo para ver aquí.»








Kate Bergin es una artista australiana nacida en 1968 en Melbourne.
Estudió en el Victorian College of the Arts entre 1990 y 92, mientras el edificio principal estuvo ubicado en St Kilda Road, el Departamento de Pintura estaba alojado en la parte posterior de la Galería Nacional de Victoria.
«La posibilidad de acceder a la colección a diario y estudiarla de cerca tuvo una enorme influencia sobre mí y me hizo apreciar la gran técnica de pintura.
Uno de mis artistas favoritos era Hugh Ramsay (ver más abajo), un australiano considerado uno de los grandes estudiantes de la escuela de la galería. Fue reconocido en el Salón de París de 1902 pero murió a la edad de 29 años en 1906. Encontré algunos hermosos dibujos suyos en los almacenes la Escuela de la Galería.»

«Desde mi graduación he estado explorando el género de la naturaleza muerta y la idea de la caza y la recolección.
Desde mis pinturas iniciales de cientos de manzanas rojas deliciosas a colecciones de polillas y mariposas que reuní durante mi estancia de cinco años en Cairns, y mi descubrimiento de Ellis Rowan (ver más abajo) y sus aventuras y hermosas obras de arte, me he paseado por las colecciones de aves y animales, principalmente de los almacenes del Museo Victoria y también de animales vivos en zoológicos de todo el país. También estoy recolectando mi propia colección de especímenes de aves y animales, particularmente mis muy pintados zorros.
Estas criaturas son mis "colaboradores inteligentes, símbolos del pensamiento y de la imaginación" como Kynaston McShine dice del uso constante de pájaros de Joseph Cornell en sus ilustraciones.»


«Todos estos objetos y criaturas están presentados sobre un mantel blanco, como una especie de ofrenda en un altar para el espectador. Este despliegue también representa la conexión con la tradición de la naturaleza muerta de la cual yo soy parte, sobre todo después de leer el libro de Norman Bryson "Looking at the Overlooked (Mirando lo pasado por alto)", que explora el camino del género de la naturaleza muerta.
La continua presencia de las cucharas, las gafas, los teléfonos, las armas y las llaves con las cuales las criaturas parecen "sacar una chispa de su contacto" como Andre Breton sugirió en sus primeros escritos, recordándonos que la vida puede ser absurda, hermosa y a veces como un cuento de hadas, sólo un poquito aterradora.»

«Aunque sitúo a los animales en un entorno doméstico y pueden sostener objetos, intento mantener esto dentro de los límites de lo que realmente podrían hacer como animales. Esto preserva la sensación de que sólo están visitando y explorando este extraño mundo. Necesitan mantener su propia sensación de cosa silvestre. Espero que las pinturas existan en el límite de lo posible, en lugar de volcarse hacia el surrealismo o la pura imaginación.»



 "Sobre sus alas clamorosas" / with her work "Upon Their Clamorous Wings", 2013





"La habitación veneciana / The Venetian Room", óleo sobre lienzo / oil on canvas, 170 x 200 cm., 2016
(la pintura detrás es de / painting in the back by Canaletto - ver más abajo / see below)

































https://www.kateberginartist.com/

http://elhurgador.blogspot.com.es/2017/05/kate-bergin-ii-pintura.html


http://elhurgador.blogspot.com.es/2017/02/kate-bergin-pintura.html

viernes, 17 de noviembre de 2017

Tiffany Bozic o la influencia de la ilustración científica en la pintura.





Del mismo modo que las plantas e insectos elaborados con papel impreso de Kate Kato enlazaban más o menos oportunamente con los collages de mapas, postales urbanas e ilustraciones de enciclopedias naturalistas de Marco Alom, de alguna manera volvemos a encontrar ecos de ilustración de carácter científico y naturalista en la obra pictórica de una autora que de hecho ha ejercido de profesional de la ilustración científica.
Tiffany Bozic reclama nuestra atención por diversas series de diferente calado estético pero con el denominador común del dibujo y el coloreado detallados propios de las litografías de los clásicos de la literatura naturalista ilustrada como Alfred Russell Wallace, Brehm, Cuvier, etc.
Bozic confiesa su admiración por los trabajos ilustrados de Audubon y del zoólogo Ernst Haeckel,
y es este último quien aporta un cierto espíritu de abstracción o de composición gráfica asociada a la geometría ornamental, algo frecuente no sólo en un caso tan ejemplar como el de Haeckel, sino en el de muchos dibujantes, pintores, ilustradores y grabadores al servicio de la catalogación científica que han enriquecido las colecciones museísticas con su registro gráfico de las mismas, a menudo reproduciendo con todo lujo de detalle incluso el mobiliario donde se clasificaban y exponían los ejemplares, con todas sus rotulaciones, especificaciones, matraces de preservación, etcétera. Esto es especialmente constatable en las colecciones de artrópodos o en las de malacología, accesibles y manipulables de forma muy directa por los artistas precursores (y por ello demandantes) de los procedimientos fotográficos que inicialmente no hicieron sino acentuar los recursos pictóricos más expresivos y detallistas para acabar siendo el modelo a seguir.




Además de recordarnos los animales invadidos por sus propios paisajes en las metonimias visuales de Bozic a los dioramas de Song Kang, podemos rememorar lo que decíamos al respecto de algunas obras de Aditya Aryanto:

Entre sus evocadores fotomontajes digitales nos encontramos diferentes formas de asociar los animales al paisaje natural persistiendo en su inevitable interacción en la que la desaparición de uno implicaría la del otro.


Maico Akiba
Curiosamente, no siempre el referente más claro lo hace a través de la fotografía o la ilustración digital, sino a través de medios tridimensionales físicos, como en en el caso de las islas a lomos de animales de Maico Akiba.
Wang Ruilin











El antiquísimo icono de la cultura oriental lo encontrábamos casi caricaturizado por la coreana en su aplicación de material de maquetismo sobre reproducciones de animales de plástico del mundo de la juguetería presente en almacenes chinos y mercados a un euro. Se trata de una coincidencia temática que ya constatábamos también entre los reciclajes y procesados de Akiba y las esculturas en cerámica de Wang Ruilin.



Entre los trabajos de Adita Aryanto encontramos más de un ejemplo asociable asociable a Wang Ruilin:


Adita Aryanto



Y en cuanto el paisaje pasa de ser transportado a lomos del animal para ser conformado como el interior esencial esencial de este, el artista pasa a decirnos que el paisaje es un todo que incluye a toda la vida que alberga, y que cada especie animal o vegetal no es parte de ese paisaje, sino que lo encarna. El animal es el paisaje. El biotopo implica la interacción de todos sus integrantes, pues todos ellos son el biotopo.

Aditya Aryanto

Andreas Lie
Esa misma idea la encontramos en otros autores que hemos expuesto pero que trabajaban en ámbitos tan diferentes como la fotografía digital, en el caso de Andreas Lie, o la escultura y el bioarte de Anna Garforth. El mediador digital a través del que estamos observando las obras de estos artistas es el digital, de apariencia esencialmente fotográfica, y la versión que experimentamos de todas ellas son JPEGs de pantalla que las iguala incluso en su forma presencial, por lo que los animales reducidos a la peculiar estética cubista de Minecraft adquieren una significación clara y contundente disfrazada de divertimento.


Anna Garforth

Anna Garforth


Obras de Adita Aryanto vinculables a Andreas Lie o a Anna Garforth:




Pero cómo no señalar además la coincidencia temática y expresiva de Ellen Jewett y otros tantos artistas que relacionábamos con su obra.

Ellen Jewett


Por no hablar de los activistas Robin Wood y su campaña conservacionista




Si buscásemos algo particular para definir las imágenes de Bozic es que no sólo transitan en su versión fotográfica digital a través de las redes, sino que han sido concebidas como objetos de exposición con medios pictóricos tradicionales sobre soporte de madera cuyas vetas evidencian que la naturaleza y la manipulación de la materia orgánica son quienes sustentan toda nuestra iconografía del conocimiento naturalista.

Los detallados y delicados trabajos de Tiffany Bozic nos recuerdan a una época previa a la fotografía en que las técnicas pictóricas y calcográficas se perfeccionaron hasta facilitar la entrada y asimilación industrial y cultural de las imágenes fotográficas, que inicialmente reivindicaban su artisticidad mediante planteamientos pictoricistas inspirados también por las estudiadas composiciones de carácter ejemplar de los ilustradores científicos.













Tiffany Bozic es una artista norteamericana cuyas pinturas se inspiran y basan en la naturaleza, en los animales y plantas que ha ido conociendo e investigando a lo largo de su vida.
Influenciada por el trabajo de Audubon y del zoólogo Ernst HaeckelTiffany Bozic plasma la naturaleza con el estilo de los grandes ilustradores científicos de antes , aunque con un carácter propio.
En la obra de esta artista, el realismo de sus dibujos se mezcla con la fantasía y la ilusión. En sus dibujos puedes observar cómo reúne en un mismo espacio a diferentes especies animales y vegetales de una forma única.




Tiffany Bozic ha pasado la mayor parte de su vida viviendo y observando las complejidades de la naturaleza. Su trabajo tiene el aire tradicional de ilustraciones de la naturaleza muy elaboradas pero con una gama muy emotiva de temas metafóricos surrealistas. En sus pinturas y bocetos, presenta su visión de las luchas y los triunfos de la vida que son en gran parte autobiográficos. 

Su amplia gama de temas se inspira tanto en sus extensos viajes a lugares salvajes, como en los especímenes de investigación de la Academia de Ciencias de California en San Francisco, California. 

Con los años, Bozic ha desarrollado un complejo proceso de enmascaramiento y tinción para que el grano natural pueda colaborar con cada composición utilizando múltiples capas de pintura acrílica diluida en paneles de madera de arce.

Ha tenido varias exposiciones individuales con sus pinturas e instalaciones a gran escala. Su trabajo también ha sido incluido en numerosos shows grupales en todo el país, y se ha hablado en eventos internacionales. También fue la primera 'Artista en Residencia' por la que colaboró ​​con la Academia de Ciencias de California, para crear la exposición "Desde las profundidades" en el piso público del museo, en noviembre de 2007. Bozic es un artista autodidacta que vive actualmente y trabajando en su cabaña debajo de los árboles de la secoya en Marin, CA.












http://tiffanybozic.com/

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/search?q=Andreas+Lie

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/2015/05/animales-vinculados-sus-paisajes.html

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/2017/10/aditya-aryanto-fotorrealismo-cubista.html

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/2017/03/el-paisaje-como-organismo-retorno-los.html

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/2015/11/escultura-y-animales-especies-que-se.html

https://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/2012/03/hacia-la-narracion-epico-naturalista-de.html