Entradas populares

viernes, 22 de junio de 2012

animales "plastinados"

En entradas precedentes hemos hecho referencia al uso de ejemplares animales vivos o muertos para su exhibición, ya sea como parte de una obra artística o de una exposición temática de carácter científico.
En muchos apartados de este blog (y especialmente en su página "El árbol de plástico") damos cuenta de múltiples formas de recreación y reproducción naturalista de formas orgánicas y seres vivos. Nosotros mismos nos hemos dedicado profesionalmente a ello en más de una ocasión y hemos referido nuestro contacto con empresas especializadas , como Gàlig, Gecco 3D o Quagga por citar las más cercanas a nuestro entorno. El límite entre la taxidermia y la reproducción hiperrealista a menudo es difuso, puesto que el molde directo de ejemplares requiere del sacrificio o cuando menos del aprovechamiento del cuerpo de un animal que ha perdido la vida y del que preservamos una huella más o menos detallada de su presencia física. Hoy en día, muchas técnicas escultóricas hacen que antiguas técnicas de taxidermia estén, si no obsoletas, al menos desplazadas por el impacto visual de volumetrías hiperrealistas de gran exactitud y detalle recurriendo a materiales artificiales.

El caso que nos ocupa, aunque estrictamente pertenece al terreno de la taxidermia, sofisticada, moderna, pero taxidermia al fin y al cabo, produce resultados espectaculares y no exentos de una cierta polémica de fondo (recordemos las destadas por la exposición "Bodies", que recurría a técnicas similares aplicadas a cuerpos humanos) que introducen al espectador en una imaginería heredera del discurso de la divulgación científica ilustrada, de la anatomía comparada y de los recursos pedagógicos de la ciencia, diseccionadora, invasiva. Así, con rasgos visuales propios de artificiosas y sofisticadas reproducciones, el espectador disfruta (o padece, según se mire) de la presencia real y directa de los ejemplares zoológicos expuestos.

 

 

Cien animales "plastinados" muestran el interior de su anatomía en Londres

Imagen de un elefante "plastinado"en la exposición "Animal por dentro" del Museo de Historia Natural de Londres (Reino Unido), hoy, 3 de abril de 2012. Se trata de una exposición creada por el equipo del polémico profesor Gunther von Hagens, famoso por "plastinar" cuerpos humanos. EFE
Imagen de un elefante "plastinado"en la exposición "Animal por dentro" del Museo de Historia Natural de Londres (Reino...
WUNI News April 3, 2012. 10:17 AM Londres, 3 abr (EFE).- El Museo de Historia Natural de Londres ha elegido la controvertida técnica de la "plastinación" de Gunther von Hagens para plasmar las interioridades de toros, cabras o elefantes en una muestra dedicada a la anatomía de los animales.
La exposición "Animales, de dentro afuera", presentada hoy, reúne un centenar de animales que, en vez de haber sido disecados, han sido disecionados y sometidos a la técnica patentada por Von Hagens, conocido como "doctor muerte" por sus muestras con cuerpos humanos.
El Museo de Historia Natural, una de las grandes atracciones turísticas de Londres por sus esqueletos de dinosaurios y su extensa colección de más de 70 millones de artículos, explica que la muestra permite ver a un animal "más allá de la piel y viajar en un safari anatómico".
Esta muestra "fascinante" permite apreciar las diferencias anatómicas entre humanos y animales, aseguró a Efe la comisaria de la exposición y esposa de Von Hagens, Angelina Whalley, quien recordó que estas "disecciones durarán para siempre".
Todos los animales han sido sometidos a la "plastinación", una técnica de preservación de material biológico que consiste en sustituir los líquidos y lípidos naturales del cuerpo por resinas elásticas de silicona, polímeros y materiales rígidos.
La exposición de Londres se inicia con un calamar gigante con una espiral en su ojo azul claro junto a varios moluscos, un pulpo y un tiburón, éste último con su sistema circulatorio al descubierto.
A lo largo de varias galerías, se puede contemplar un toro inmortalizado en plena carrera, el esqueleto y los músculos de un avestruz, un par de ciervos con grandes cornamentas, cabras, ovejas, y vitrinas con corazones y vísceras completas de estos animales.
Los ejemplares que más atracción despiertan entre los asistentes son el gorila, la jirafa y, sobre todo, el elefante, para cuya "plastinación" hizo falta que un equipo de cuarenta personas trabajase simultáneamente en él.
Von Hagens, de 66 años, saltó a la fama tras "plastinar" su primer cadáver en 1990 después de veinte años de investigación en Heidelberg (oeste de Alemania), y, enfermo de Parkinson, ha anunciado que su mujer "plastinará" su cuerpo cuando fallezca.
"Lamentablemente la enfermedad está avanzando muy rápido. Von Hagens ha tenido que limitar un poco sus actividades. Seguimos trabajando en Heidelberg para conservar su obra y esperamos poner en marcha pronto un museo más grande y permanente", avanzó su esposa.
En 2006, Von Hagens inauguró un taller museo, "Plastinarium", en la pequeña localidad de Guben (este de Alemania) con decenas de cuerpos humanos, animales y órganos.
Whalley descartó ahora que vaya a abrirse un parque temático sobre anatomía en la ciudad china de Dalian, que ocuparía una superficie de 30.000 metros cuadrados, como había sido anunciado en 2010