Entradas populares

martes, 25 de marzo de 2014

Rembrandt Bugatti. Escultura y animales.





Gracias a un interesante artículo firmado por Ánxel Grove para 20 Minutos, mi amiga Carol Pastoriza me llamó la atención sobre la obra escultórica animalista y peculiar de Rembrandt Bugatti, un artista cuyo nombre parece inventado asociando el genio del arte holandés  al genio de la ingeniería automovilística italiana. Lo cierto es que recibió el nombre de Rembrandt en honor al pintor, admirado por su padre, progenitor también de Ettore, de quien, por tanto, era hermano, y para quien realizó memorables adornos, como el elefante plateado que coronaba los radiadores de los lujosos Bugatti. Tal vez no tengamos que tardar mucho en dedicar una entrada a pegasos, jaguares, águilas, bulldogs y otras bestias ilustres del mundo de la automoción, pero quien hoy nos ocupa, incluso más allá del interés por su obra, es el propio Rembrandt Bugatti, un enamorado de las formas animales y de un placentero y contemplativo modus vivendi que, a a causa de la gran guerra, se vio truncado devolviéndole a las fauces de su depresión crónica. El sacrificio de los animales del zoo de Amberes que tanto amaba supuso el detonante de su suicidio.
 

Lo más significativo de Bugatti es su método de trabajo, muy rápido e inmediato, tomando referencia directa de la presencia de los animales y acabando sus modelados en plastilina no para usarlos como boceto de trabajo, sino como matriz de sus obras en fundición. Desde luego, consideramos a Rembrandt Bugatti como a un artista a reivindicar y un personaje llamativo por sus circunstancias biográficas, por su sensibilidad y por su calidad.
Ya sabéis que, más allá de elaborar textos propios para mis entradas (las de mi propia autoría están seleccionadas en páginas específicas de mi cosecha) mayormente me limito a recopilar material para disponer en el soporte de este blog, que es algo así como mi buró particular que pongo a disposición del público para dar pistas suficientes que sirvan de punto de arranque a investigaciones más serias y profundas, así que os ofrezco, además de los links pertinentes, un extracto de los sitios de referencia a continuación de esta pequeña exposición de obras de Bugatti, con todo mi agradecimiento a los autores de los posts originales.














Origen: Italia
Nació: 1884
Murió : 1916
Durante su corta carrera como escultor, Rembrandt Bugatti efectuó más de 150 esculturas de bronce, casi todas las cuales representan animale. Bugatti trabajó a partir de modelos de animales vivos en el zoológico de París situado en el Jardin des Plantes y más tarde en el Jardín Zoológico de Amberes en Bélgica. 
Observó de cerca las características de cada animal mientras modelaba y esculpía directamente en arcilla o "plastilene", un compuesto antisequedad de polvo de arcilla y cera. Este método de trabajo le permitió captar expresiones sutiles de emoción y gestos en un estilo suelto y rápido. 
Bugatti cree tan firmemente en la importancia de la escultura directamente de sus modelos de animales, en lugar de volver al estudio para trabajar a partir de un boceto, que abandonaría una pieza si no la pudiera completar en una sola sesión.
Las esculturas de animales de Bugatti siguen la tradición que la escultura de animales francesa comenzó a principios del siglo XIX por Antoine-Louis Barye. Sin embargo , a diferencia de Barye y sus contemporáneos , Bugatti no estaba preocupado por las representaciones anatómicas precisas de enfrentamientos violentos entre animales salvajes. Más bien, Bugatti hizo gala de su ternura hacia sus sujetos animales esculpiendo en paz, de modo que participan en las actividades del día a día o interactuan pacíficamente en un grupo.



Bugatti recibió elogios de la crítica por su escultura de animales desde una edad temprana. Su padre, un conocido diseñador de muebles italiano, el primero en reconocer el talento de Rembrandt a la edad de 15 años, cuando un amigo de la familia descubrió una escultura de vacas que el muchacho había escondido en el taller de su padre. A partir de entonces Rembrandt Bugatti se animó a perseguir la escultura como una carrera. Sin educación formal del arte académico, firmó en una importante galería parisina, A. A. Hebrard,  y expuso allí anualmente a partir de 1904. Bugatti se trasladó a Amberes en 1907 y trabajó allí junto a compañerosartistas "animalier", entre ellos Alberic Collin y Frans Jochems, en el ambiente artístico de apoyo del zoo de la ciudad hasta su regreso a París en 1915. En 1911, recibió la prestigiosa medalla de la Legión de Honor del gobierno de Francia por sus servicios al arte francés . Después de una lucha de por vida con la depresión agravada por las dificultades financieras y la devastación de la Primera Guerra Mundial, Rembrandt Bugatti se quitó la vida en París en 1916 a la edad de 31 .




Rembrandt Bugatti, el escultor que no pudo soportar la muerte de los animales del zoológico 




Una pantera en marcha, escultura en bronce de Rembrandt Bugatti (Privatsammlung - Foto: Peter John Gates) 

Hijo de una familia de artistas y hermano de Ettore, el fabricante de coches de lujo, fue uno de los grandes escultores en bronce de comienzos del siglo XX. Adoraba a los animales y pasaba horas en el zoo para esculpirlos. Cuando sacrificaron a todos los de Amberes durante la I Guerra Mundial, Bugatti se suicidó. La primera exposición dedicada a este artista semiolvidado se celebra en Berlín. 

ECO ®  Actividad social ¿Qué es esto? 64%4 Me gustaNo me gusta +3 emailCompartir ÁNXEL GROVE. 22.03.2014 - 08:47h Fotogalería 11 Fotos Rembrandt Bugatti, el escultor del zoo 

Desde niño Rembrandt Bugatti supo que deseaba ser escultor. En los lujosos jardines de las casas de verano o invierno de la familia —el padre, Carlo Bugatti (1856-1940) fue uno de los más reclamados diseñadores de mobiliario del art noveau—, Rembrandt hacía figuras de arcilla o plastilina que asombraban a los adultos. 
A uno de los habituales del taller del padre, el escultor ruso (y príncipe) Pável Trubeskói, no se le escapó el talento natural del crío y lo tomó bajo su tutela. Desde entonces, Rembrandt —a quien habían puesto el nombre como homenaje al maestro de la pintura barroca— no dejó de realizar trabajos, sobre todo relacionados con la fascinación que sentía por la naturaleza y, en especial, por los animales salvajes. Pasaba horas en el zoológico de Amberes y en el Jardin des Plantes de París. 
Expuso por primera vez a los 16 años en la capital francesa y luego en Turín, Venecia y Milán. Sus figuras de bronce de panteras y elefantes, de gran belleza y un realismo no carente de una moderna expresividad cinética derivada del cubismo, alcanzaron una gran fama porque nadie como él capturaba la esencia de los animales.
Voluntario paramédico en la Gran Guerra Aunque todo le sonreía —tanto a él como a la familia: su hermano mayor, Ettore Bugatti fabricaba en una factoría de la Alsacia los automóviles más codiciados del mercado de carreras y de lujo, los hoy míticos Bugatti—, al artista le esperaba, como a toda Europa, un destino de desgracia y dolor. Cuando estalló la I Guerra Mundial, se alistó como voluntario paramédico. Fue camillero y ayudante de enfermería en el hospital de la Cruz Roja de Amberes y algo se le empezó a romper en el alma con el trato diario con las víctimas del drama bélico. Cerró las ventanas de su apartamento, abrió el gas y se suicidó a los 31 años Incapaz de esculpir y hondamente deprimido, el artista no pudo soportar una última tragedia: todos los animales del zoo de Amberes fueron sacrificados porque era imposible mantenerlos debido al esfuerzo bélico o trasladarlos a otro lugar más seguro. Para Bugatti aquello fue como el fusilamiento de todos sus amigos. El 8 de enero de 1816 cerró las ventanas de su apartamento, abrió todas las válvulas de gas y se dejó morir. Tenía 31 años. 
Entre 1 y 1,8 millones de euros por pieza Las 300 esculturas de pequeño tamaño —rondaban los 30 centímetros de alto y los 50 de largo— que realizó en vida son altamente valoradas por los especialistas y los marchantes. El estilo geométrico con que trataba el bronce otorga a los animales una sensación de movimiento y ruda elegancia que las hace incomparables y les otorga un altísimo precio en las subastas: en los últimos años se han vendido esculturas de Bugatti por entre 1,5 y 2,5 millones de dólares (entre 1 y 1,8 millones de euros aproximadamente). La retrospectiva de la Altenationale Galerie de Berlín hace justicia,
Hablamos, sin embargo, de un artista semiolvidado por los grandes museos, que nunca se han detenido a intentar reunir una colección de piezas lo suficientemente notable en número para reconsiderar a Bugatti. La injusticia queda deshecha ahora con la gran antología de la Altenationale Galerie de Berlín. La pinacoteca pública alemana, parte del complejo de museos estatatales de la ciudad, muestra desde el 28 de marzo hasta el 27 de julio, la primera selección retrospectiva de la obra de Bugatti. " Un brillante redescubrimiento" Con más de un centenar de esculturas de bronce, dibujos y documentos, la exposición "abre el camino a un brillante redescubrimiento" de un artista que "cayó en el olvido después de su muerte prematura", dicen los organizadores.
La exposición está montada con préstamos de museos de París, Washington y Amberes, pero la mayoría de las obras expuestas procede de colecciones privadas de Australia, Europa y los EE UU. Es redundante apuntar que parte de estas últimas obras nunca se habían expuesto en público. Esculpía frente a los animales en el zoo y a veces en el interior de las jaulas.
Entre las esculturas hay animales muy infrecuentemente considerados como modelos por los artistas —osos hormigueros, tapires, marabúes, yaks, cóndores, canguros...—, introducidos por Bugatti por primera vez en la historia europea del arte y, desde luego, representaciones de los grandes felinos por los que sentía especial simpatía. El artista trabajaba al aire libre, esculpiendo frente a los recintos de los animales en los zoológicos e incluso dentro de las jaulas. En una sola sesión Bugatti era muy rápido y solía producir las obras en una sola sesión. El uso de las formas oscila entre el naturalismo, el expresionismo, el cubismo y el futurismo, pero sin perder la mirada curiosa de la belle époque por el mundo todavía exótico y opulento de los grandes mamíferos salvajes. 

Un elefante de Rembrandt en el radiador del Bugatti Royale de 1941. Diez años después la muerte de Rembrandt, su hermano Ettore utilizó la estatua de un elefante como mascota sobre el  radiador de uno de los coches más ambiciosos de la marca, el Bugatti Royale de 1941.

 













 Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2074680/0/rembrandt-bugatti/escultura-animales/exposicion-berlin/?fb_action_ids=10203190282140057&fb_action_types=og.likes&fb_source=other_multiline&action_object_map=%5B350768198388200%5D&action_type_map=%5B%22og.likes%22%5D&action_ref_map=%5B%5D#xtor=AD-15&xts=467263





















































 








Rembrandt Bugatti (Milán16 de mayo de 1884 – ParísFrancia8 de enero de 1916) fue un escultor italiano, especialista en la ejecución de animales.
Nacido en una familia de artistas, Rembrandt Bugatti era el segundo hijo de Carlo Bugatti (1856-1940) y de Teresa Lorioli, hermano del constructor automóvil Ettore Bugatti y sobrino de Giovanni Segantini. El nombre fue escogido por el padrino Ercole Rosa, escultor y autor del monumento a Victorio Emanuel II en la plaza de la Catedral de Milán. Su padre era un importante diseñador, sobre todo de muebles y alhajas, pero también de tejidos, cerámica y metales, en el estilo de Art Nouveau. Vivió en un ambiente culturalmente estimulante, continuamente rodeado por artistas que frecuentaban la casa de sus padres. En 1902, la familia se traslada a París.
De niño frecuentaba el taller del padre y ya desde pequeño se animaba a realizar pequeñas esculturas con plastilina o con arcilla. Una particular influencia que él tuvo, fue de la del escultor rusoPável Trubetskói (1866-1938). Rembrandt Bugatti comenzó a trabajar con Adrian Hébrard, dueño de una galería de arte. Empezó con la escultura de bronce, valorado y promovido por Hébrard. Su amor por la naturaleza lo llevó a emplear mucho tiempo en una reserva natural, ubicada cerca del Jardin des Plantes en París y al Antwerp Zoo donde estudiaba las características y las costumbres de los animales exóticos. Sus esculturas de animales como elefantes, panteras y leones se hicieron muy populares, tanto que constituyen su obra más preciada. Su hermano eraEttore Bugatti que se hizo uno de los más famosos fabricantes de automóviles en el mundo.
El elefante de plata, símbolo de la "Bugatti Royale" es una de sus producciones más originales.


Tapón del radiador "Bugatti Royale" Tipo 41 de 1927, tiene el "Elefante plateado", escultura de Rembrandt Bugatti.



Desafortunadamente, Rembrandt Bugatti sufría una grave depresión. En 1916, con tan sólo 31 años, se había suicidado inhalando gas natural. Fue sepultado en la tumba de su familia, situada en un panteón en la región francesa de Alsacia. Sus obras aún tienen un gran valor; se cree que un bronce suyo, de 1909 a 1910, el Babouin Sacré Hamadryas (que simboliza al sagrado Papio hamadryas), fue vendido en una subasta por 2,56 millones de dólares.



Referencias bibliográficas[editar]

  • La versión inicial de este artículo fue creada a partir de la traducción parcial del artículo Rembrandt Bugatti de la Wikipedia en italiano, bajo licencia GFDL.
  • Edward Horswell, "Rembrandt Bugatti, une vie pour la sculpture", éd. de l'Amateur 2006 (ISBN 2-85917-451-6)
  • Veronique Fromanger, "Rembrandt Bugatti Sculpteur-Répertoire monographique", éd. de l'Amateur 2010 (ISBN 978-2-85917-499-6)




Artists


Rembrandt Bugatti

1884 - 1916
Sculptor
Origin: Italy
Born: 1884
Died: 1916
During his short career as a sculptor, Rembrandt Bugatti completed more than 150 bronze sculptures, almost all of which depict animals. Bugatti worked from live animal models at the Paris zoo located in the Jardin des Plantes and later at the Antwerp Zoological Gardens in Belgium. He closely observed the characteristics of each animal as he sculpted directly in clay or plastilene a non-drying compound of clay dust and wax. This working method allowed him to capture subtle expressions of emotion and gesture in a quick, loose style. Bugatti believed so firmly in the importance of sculpting directly from his animal models rather than returning to the studio to work from a sketch that he would abandon a piece if he could not complete it in one sitting.
Bugatti's animal sculptures follow in the tradition of French animal sculpture begun in the early nineteenth century by Antoine-Louis Barye. However, unlike Barye and his contemporaries, Bugatti was not concerned with anatomically precise portrayals of violent confrontations between wild animals. Rather, Bugatti displayed his tenderness towards his animal subjects by sculpting them alone, engaged in day-to-day activities or interacting peacefully in a group.
Bugatti received critical acclaim for his animal sculpture from an early age. His father, a well-known Italian furniture designer, first recognized Rembrandt's talents at the age of 15, when a family friend discovered a sculpture of cows that the boy had hidden away in his father's workshop. From then on Rembrandt Bugatti was encouraged to pursue sculpture as a career. With no formal academic art education, he signed on at an important Parisian gallery, A.A. Hebrard and exhibited there annually beginning in 1904. Bugatti moved to Antwerp in 1907 and worked there alongside fellow animalier artists, including Alberic Collin and Frans Jochems, in the supportive artistic environment of the Antwerp Zoo until returning to Paris in 1915. In 1911, he received the prestigious Legion of Honor medal from the French government for his services to French art. After a life-long struggle with depression heightened by financial difficulties and the devastation of World War I, Rembrandt Bugatti took his own life in Paris in 1916 at the age of 31.

Featured Artwork
  • LIST VIEW
  • GALLERY VIEW
  • FULLSCREEN VIEW

ELAND
1910, Bronze
REMBRANDT BUGATTI
Italy, 1884 - 1916
SMALL ANTELOPES, THE TWO FRIENDS (PETITES ANTILOPES, LE DEUX AMIES)
1911, Bronze
REMBRANDT BUGATTI
Italy, 1884 - 1916
STORK ON ONE FOOT (COGOGNE SUR UNE PATTE)
c. 1907, Bronze
REMBRANDT BUGATTI
Italy, 1884 - 1916