Entradas populares

lunes, 25 de junio de 2012

animales, no actores


En relación a la entrada anterior, dedicada al uso más o menos voluntario de los animales como actores de las narraciones naturalistas del mercado audivisual actual, me ha parecido oportuno recordar la infinidad de ocasiones en que los animales han servido como reclamo icónico en producciones de carácter estrictamente publicitario.
Sin ánimos ni tiempo, ahora mismo, para dedicarle un estudio en profundidad, que sin duda sería extenso y complejo (todo llegará), me conformo con hacerme partícipe de la denuncia de Natura ante el uso de animales en publicidad:


Lanzar gatos desde un avión no es una buena idea

Los gatos son sin duda los animales que más vídeos virales han protagonizado en la historia de YouTube, un fenómeno que muchas marcas han intentado explotar en sus campañas publicitarias. Se han presentado a los felinos en tantas situaciones surrealistas que parece que ya sea imposible innovar, pero siempre hay algo que nunca antes se había hecho...
La aseguradora sueca Firm Folksam está dando mucho que hablar con su nuevo anuncio, donde se ve ni más ni menos que a un grupo de felinos haciendo paracaidismo. La original escena muestra a los gatos en caída libre justo después de saltar del avión, una idea que no ha gustado nada a los defensores de los animales.
El anuncio que ha indignado a todo el mundoLas campañas publicitarias con gatos suelen ser un éxito. Sin embargo, la última ocurrencia de Firm Folksam no ha gustado a nadie, poniendo a los felinos a hacer parapente. ¡Te lo mostramos!
El spot ha recibido un gran número de críticas de usuarios que, por increíble que parezca, pensaron que realmente los gatos habían sido lanzados al vacío para grabar el anuncio. En la pieza se ven detalles llevados al extremo, ya que los animales chocan sus pezuñas e incluso hacen una formación en el aire.
Pero ni esas exageradas situaciones han servido para que los más críticos se den cuenta de que es una ficción hecha por ordenador. De hecho, la propia compañía ha tenido que salir a la palestra para confirmar que todo se realizó en un estudio y que ningún animal resultó lastimado durante la grabación.
Curiosamente, la idea sobre la que gira el vídeo no procede de la aseguradora sino de los propios usuarios. La compañía realizó un concurso en el que instaban a sus clientes a sugerir vídeos que fueran divertidos. La ganadora fue una chica llamada Eva Leijonmark, que propuso mostrar a varios gatos haciendo skydiving y que sonara de fondo la canción "I believe I can fly". Dicho y hecho.
La exagerada reacción de los defensores de los animales no ha debido hacerle mucha gracia a la empresa, ya que nunca es agradable generar corrientes de opinión negativas. Sin embargo, la agencia responsable de la grabación del anuncio debe estar encantada. Si han conseguido que la gente piense que de verdad lanzaron a los gatos desde un avión, es que su trabajo con los efectos especiales ha sido sobresaliente.

¿Una agencia de publicidad sólo para vídeos de gatos?
La trascendencia que han adquirido los felinos en el mundo de los vídeos virales ha dado pie a que se hagan bromas muy creíbles sobre la manera de explotar su gran potencial. La agencia John St llegó a hacer creer a miles de personas que habían creado una delegación especializada únicamente en rodar vídeos sobre gatos. No parecía mala idea, viendo los increíbles resultados que generan los contenidos sobre estos animales.
La broma de la agencia de los gatosLa agencia John St llegó a hacer creer a miles de personas que habían creado una delegación especializada únicamente en rodar vídeos sobre gatos.


PROTECCIÓN

Los animales no son actores

Contra su uso en publicidad
Pilar Gil Villar - 13/06/2012
Leon publicidad
Ilustración elaborada por Ricardo Salamanca para la campaña. Cortesía de Contrapunto.
Despiertan ternura, respeto, admiración... y, claro, venden. Pero la realidad de los animales de anuncio al otro lado de la cámara no resulta siempre tan glamurosa. La campaña Adnimals.free ha lanzado sus focos hacia ese otro lado para mostrarnos a unas criaturas sacadas de su entorno, a menudo entrenadas a base de amenazas y en muchos casos tratadas sin respeto, admiración, ni ternura.
 Sus organizadores, la Fundación para la Adopción, Apadrinamiento y Defensa de los Animales (FAADA), analizan en su web algunos casos reales: chimpancés a los que se extraen los dientes para que no muerdan a sus entrenadores, o que exhiben comportamientos impropios de su especie en libertad. Según afirman los expertos consultados por FAADA, algunos ejemplares sufren daños irreversibles en su conducta. Además de abundante documentación sobre la legislación y el estado de las investigaciones al respecto, el microsite de la campaña también presenta alternativas a la presencia de estas criaturas en los medios publicitarios (como las animaciones por ordenador) y ejemplos de buenas prácticas.
Por último, se ofrece la oportunidad a los profesionales y empresas relacionadas con la publicidad y la comunicación de firmar una carta en la que se comprometan a no recurrir a animales salvajes en sus producciones y productos.

http://www.quo.es/ciencia/naturaleza/los_animales_no_son_actores