Entradas populares

miércoles, 10 de febrero de 2016

Will Kurtz. Antrozoología escultórica en papel





Alexa Meade en proceso de trabajo
No podemos evitar una cierta evocación de las fotografías de personajes y escenas pintadas por Alexa Meade al contemplar las obras de Will Kurtz.
Descubrimos sus obras a través de una entrada de Cultura Inquieta con un llamativo muestrario de sus esculturas de papel maché que no oculta en absoluto su base material, apenas disimulados los restos de imágenes impresas por la aplicación esporádica de pintura por parte del autor. Nos encontramos, pues ante una hibridación de técnicas del collage y la pintura sobre una base escultórica. El resultado nos recuerda a ilustraciones costumbristas en tres dimensiones, generalmente a tamaño natural, que dan testimonio de tipologías humanas contemporáneas caracterizadas por sus vestimentas y sus actitudes a menudo consumistas, cargando bolsas y compras. Esto las convierte en cierta manera en espejos de su tiempo, y los animales, las mascotas, forman parte de esa cotidianeidad. Diríase pues que los ropajes no son más que una peculiar reafirmación de la particular animalidad humana, especialmente al conservar la textura óptica de los periódicos utilizados para la elaboración de las figuras, ya que unifica el aspecto de humanes y animales. No obstante, cuando los animales humanos son mostrados en su desnudez, incluso interactuando con las figuras animales, muestran ciertas señas de civilización y rasgos culturales, y cuando los animales no humanos no están acompañados por personas sí que muestran disputas o juegos condicionados por un entorno urbano, lo cual sitúa de alguna manera a todas las especies implicadas como cohabitantes de un biotopo preciso del que toman parte en igual medida. Según extraemos del comentario publicado por cultura inquieta, y que os ofrecemos a continuación, aunque los tipos humanos y animales representados forman parte de la cotidianeidad, el artista los ve como esterotipos marginales o minoritarios, sintomáticos pero no estrictamente representativos de la normalidad.
Dudo que los planteamientos de Kurtz sean excesivamente sesudos, dejándose más bien llevar por una cierta espontaneidad que sabe empatizar con las figuras tanto como con el espectador a través de ellas. Tal vez la vaca en actitud juguetona, perruna sea un mero divertimento escultórico, pero también señala la crítica relación que tenemos con las demás especies animales de nuestro entorno doméstico, depositarias de múltiples y a menudo contradictorias espectativas.

Mafa Alborés



Este artista desea, como si se tratase de una reencarnación, dotar de una nueva vida a esos periódicos que de un día para otro pasan de ser presente a pasado. Es por ello que realizase una exposición a finales del 2015 en la galería Kim Fosster de Nueva York con sus mejores creaciones. 
El propio Kurtz comparte cómo logra construir estas esculturas y darles forma “Puedo crear figuras y animales de tamaño natural realistas hechos de periódicos con una estructura interna de madera y alambre. Las formas de periódicos tienen un collage de palabras y de publicidad colorido que se aplica de una manera pictórica y espontánea para reflejar el estado de ánimo y la vida de la persona” 
Sus esculturas de papel reciclado muestran personajes cotidianos a los que dota de expresividad y carácter “Mis temas son personas reales y cotidianas que a menudo son mediocres y que viven al margen de la sociedad. Selecciono y creo personajes poco comunes que tienen una cualidad emotiva distinta” dice Kurtz. “A menudo les doy un carácter cómico y real, a través de su vestimenta, posturas y gestos. Capturo su capacidad de resistencia y vulnerabilidad buscando generar una verdadera empatía por las dificultades que todos compartimos. Los animales los selecciono para mostrar su particularidad en la raza o tamaño. A través de ellos soy capaz de expresar una inocencia y humor, algo que tiene un atractivo universal”.

http://www.willkurtz.com/

http://culturainquieta.com/es/arte/escultura/item/8753-will-kurtz-cuando-el-papel-se-vuelve-arte.html