Entradas populares

miércoles, 25 de marzo de 2015

Animales invisibles. Fotografía y mimetismo.



Aunque la invisibilidad del animal a la que alude el título de este blog es cultural o metáfora de imprecisión zoológica, los recursos miméticos y obliterativos de muchas especies constituyen algo muy semejante al poder de la invisibilidad. Ya hemos dado cuenta de ello en artículos específicos, y no es nuestra intención insistir en ello, y especialmente en lo referente al modo de ilustrarlo gráficamente en los libros de divulgación zoológica que tratan el tema, dado que a menudo caen en el síndrome de Abbott Thayer diseñando un fondo que parece ser quien se quiere invisibilizar del animal.
La percepción visual es algo complejo, y no se basa sencillamente en la capacidad del ojo de captar la luz, como bien saben los especialistas que han estudiado el difícil aprendizaje al que se han de someter los ciegos de nacimiento que recuperan la capacidades físicas de sus ojos sin saber discernir por ello el contenido de las imágenes, o todos aquellos que padecen cualquier tipo de afasia perceptiva, sea de orden visual o no, como muy bien ilustró el director de cine Joaquim Jordà en su interesantísima obra póstuma "Más allá del espejo", que insertamos a continuación.



Sin embargo, aquello que sirve a nuestra percepción para identificar lo que ve es lo mismo que le sirve para engañarla, o para evocar la percepción de algo que no está ahí, en definitiva todo aquello de lo que se sirven las diferentes formas de arte figurativo para inducir a nuestros sentidos a informarnos de la presencia de formas de objetos sólo reales para nuestra percepción. El ilusionismo y la magia suponen la manipulación controlada de nuestra percepción. La fotografía participa de los recursos del ilusionismo óptico, y sus particularidades técnicas a menudo son la prueba de que lo que vemos y lo que fotografiamos no siempre se parecen.
Para ilustrarlo, me ha parecido oportuno rescatar la siguiente entrada de La Voz del Muro firmada por Alberto Díaz Pinto, un divertido recopilatorio de fotografías domésticas de animales camuflados con su entorno, aunque, como veréis, no sé si por auténtica confusión o por ironía del cronista, un burro camuflado entre las rocas es, en realidad, un perro.

http://lavozdelmuro.net/25-animales-domesticos-casualmente-camuflados-en-los-lugares-mas-inusuales-de-la-casa/


por Alberto Díaz Pinto
el 18/03/2015 en Ternura

Hace algún tiempo os hablábamos del camuflaje que presentan algunas especies en su entorno natural. Animales que son capaces de pasar completamente desapercibidos ante nuestros ojos, gracias a que sus cuerpos han ido evolucionando para adaptarse perfectamente al entorno en el que viven. También os contábamos cómo muchos insectos imitan el aspecto de otros para ocultarse en la naturaleza, y cómo los búhos consiguen mimetizarse y fundirse con el ambiente.
La forma en que un animal consigue camuflarse está determinada genéticamente. Cada nueva generación consigue adaptarse mucho mejor que la anterior a su entorno. El factor que determina que estas especies adquieran un camuflaje viene determinado por la supervivencia.
Sin embargo, los animales domésticos no necesitan ningún tipo de camuflaje, ya que supuestamente no viven en un entorno que pueda suponer ningún peligro, y no necesitan pasar desapercibidos para conseguir un plato lleno de comida. Irónicamente muchos de ellos consiguen camuflarse a la perfección con los objetos de su entorno, despertando de forma irremediable toda nuestra ternura hacia ellos:

1. Es difícil saber donde empieza el perro y donde la moqueta

camuflaje_animales_1

2. El dueño de este gato debería plantearse cambiar el suelo para evitar pisar a su mascota

camuflaje_animales_2

3. Si no fuese por el collar, diría que ahí no hay ningún animal

camuflaje_animales_3

4. Increíble, ¡solo puede distinguirse su carita tan apacible!

camuflaje_animales_4

5. Deberían haber contratado a este gato para hacer el anuncio con Mimosín

camuflaje_animales_5

6. En otoño no hay quien supere el camuflaje de este gato

camuflaje_animales_6

7. No me extraña que sea su sitio favorito para echarse la siesta

camuflaje_animales_7

8. “¡Avisad cuando paséis la aspiradora por la alfombra!”

camuflaje_animales_8

9. Si vuestra mascota no posee los colores idóneos para hacerse invisible, podéis usar un blanco y negro y todo solucionado

camuflaje_animales_9

10. Estoy convencido de que si el minino cerrase los ojos, no seríamos capaces de verlo

camuflaje_animales_10

11. El burro que se transformaba en roca (por no hablar del gran danés que se transformaba en burro, porque me temo que el bueno de Alberto Díaz Pinto ha sido víctima de un error -nota de "El animal invisible"-)

camuflaje_animales_11

12. Un sitio perfecto para ocultarse y para echarse a dormir

camuflaje_animales_12

13. No parece estar cómodo

camuflaje_animales_13

14. Nadie hubiera pensado que las manchas de este dálmata le proporcionarían un camuflaje perfecto

camuflaje_animales_14

15. ¿Esta silla le recordará a su mamá?

camuflaje_animales_15

16. Cuando este perro quiere dejar de ser molestado acude a la alfombra del salón

camuflaje_animales_16

17. ¡Cuidado! no vayan a aplastarlo cuando se tumben en el sofá

camuflaje_animales_17

18. Este gato solo tiene que darse la vuelta para volverse invisible

camuflaje_animales_18

19. ¿No es la toalla más linda que habéis visto nunca?

camuflaje_animales_19

20. Disfrutando de una siesta muy discreta

camuflaje_animales_20

21. Esperemos que la alfombra sea sintética

camuflaje_animales_21

22. Las sábanas son una prolongación del cuerpo de este gatito

camuflaje_animales_22

23. Gracias al collar y a que le sobresalen las patas traseras y el rabo, puedo decir que ahí hay un animal

camuflaje_animales_23

24. ¿Compraron el gato a juego con el sofá o el sofá a juego con el gato?

camuflaje_animales_24

25. A una vaca también le funcionaría este camuflaje

camuflaje_animales_25
Fuente: distractify