Entradas populares

martes, 17 de marzo de 2015

Animalidad y Parecido. Identificación de rostros. Caracterizaciones hiperrealistas. Noel Cruz y Paolo Ballesteros.

Noel Cruz muestra dos de sus creaciones
Animalidad y parecido. Caracterizaciones.
¿Recordáis cuando, hace unas pocas entradas de este blog, mencionábamos los autorretratos de una entusiasta Kandee Johnson caracterizada como diferentes iconos del cine y el espectáculo? Lo hacíamos para complementar un artículo sobre el proyecto fotográfico Original/Ideal, de Scott Chasserot, una interesante reflexión (info)fotográfica sobre la identificación de rostros y las preferencias estéticas de nuestra percepción visual basándose en la detección de respuestas neurales concretas por parte de los sujetos participantes en el experimento. Lo que realmente nos interesaba era el plantamiento del proyecto de Chasserot, y los tutoriales de maquillaje de Johnson eran poco más que una curiosa anécdota ilustrativa de lo fácil que puede resultar desdibujar los rasgos faciales que identifican un rostro y, yendo más lejos llevados por la habilidad quasi retratista de un maquillador hábil, reproducir los rasgos distintivos de un rostro diferente.
Sin embargo, las búsquedas de información para elaborar nuestra anterior entrada dedicada al hiperrealismo escultórico aplicado al fetichismo sexual nos llevaron casual y afortunadamente a descubrir el peculiar trabajo del filipino Noel Cruz, y de aquí a descubrir las caracterizaciones de Paolo Ballesteros hubo sólo un paso.
Volvemos, pues, a las cuestiones que rodean la problemática de nuestra percepción aplicada al reconocimiento facial y la identificación de rostros, pero también retomamos nuestras observaciones sobre las formas de arte hiperrealista y la influencia de la imagen fotográfica en nuestro modo de percibir sus manifestaciones.


Noel Cruz es uno de los artistas más versátiles y distinguidos del redibujado en el ámbito de la comunidad interesada por la idustria y el arte de las muñecas, y este reconocimiento se le otorga principalmente por sus muñecos basados en ​​personajes y celebridades, debido a su extraño parecido con las personas que representan. Sus muñecas se derivan de varios modelos como Gene, Tyler, Sydney, etc, de diversos fabricantes de muñecas como Robert Tonner y Franklin Mint. Sus repintados, así como sus retratos, están elaborados con tal complejidad de detalle que esencialmente alcanzan la naturalidad en su realismo. Muy apreciado por coleccionistas y artistas a partes iguales, Noel intenta elevar el nivel y otorgar una consideración diferente a la muñeca producida en masa refrescando su aspecto con cada rostro que pinta. La especialidad de Noel, por tanto, es un modo particular de repintado. La belleza de dicho repintado reside en que que prácticamente no hay dos exactamente iguales, del mismo modo que no hay dos artistas iguales.


Lo que define el estilo de repintado de Noel es su enfoque en el logro de un sentido de la estética y la semejanza. Ha desarrollado este estilo a través de cientos de muñecas de todo tipo, que van desde los originales únicos y exóticos a algunas de las caras de celebridades más reconocidas de la historia. Todos sus muñecos actualmente pertenecen a las colecciones personales de sus orgullosos propietarios. Puedes seguir a Noel en Facebook y echar un vistazo a su blog, porque su volumen y ritmo de trabajo imposibilita que os ofrezca un muestrario completo de su obra, y desde dichos enlaces, además del facilitado aquí a su página web, os llevarán a su cuenta de e-bay si estáis interesados en adquirir una de sus piezas.
Seguramente más de uno estará pensando que esto no es estrictamente arte (aunque dudo que, a día de hoy, se puedan tener muchos escrúpulos al respecto) y que se trata en todo caso de una peculiar sofisticación de un oficio artesanal, pero llevad ese argumento a la decoración mural y daréis con el techo de la capilla Sixtina. Los grandes artistas han sido grandes artesanos de oficio que han buscado su supervivencia en el trabajo mercenario, supeditado a las prferencias estéticas de quienes los sufragaban. Su aporte de personalidad y sensibilidad llegó a formar parte de la maduración de su oficio de forma absolutamente lógica y natural.
La industria del juguete y de la reproducción para el coleccionismo ha constituído una de las formas de arte industrial en que han derivado los oficios afines a la escultura, y la calidad de detalle de muchos de los productos de esta industria corroboran su relación directa con el arte hiperrealista, asociado a la reproducción a escala. Sin embargo, la estilización y particularidades de producción masiva de las figuras de acción articuladas, las han convertido en representaciones, más que reproducciones fieles, de los personajes que recrean. Al igual que los dibujos esquemáticos o las caricaturas, los rasgos más visibles y destacables de dichos personajes son ensalzados y resumidos para su reconocimiento, pero no superarían la prueba de ser confundidos en una imagen fotográfica con fotografías de sus referentes reales, y esta es precisamente la frontera que Noel Cruz pretende traspasar emulando a grandes representantes de la pintura y la escultura hiperrealistas como Don Eddy, Chuck Close, John de Andrea o Ron Mueck.

Lo que ocurre, es que Cruz es muy consciente del poder sugestivo del arte del maquillaje y la caracterización como una curiosa manifestación híbrida de pintura y escultura. Pintaos la cara totalmente de blanco u otro color y veréis cómo el desdibujado de vuestros rasgos y de los claroscuros característicos que modifican la percepción de los volúmenes de vuestro rostro dificultan vuestro reconocimiento. Los escultores saben bien cuán difícil es respetar las medidas exactas de un rostro y que éste siga siendo reconocible sin acentuar volúmenes o depresiones que generen las sombras oportunas que colaboren a destacar rasgos característicos. De hecho, los rostros icónicos de la industria del cine han precisado de todo tipo de trucos de iluminación, encuadre, estilismo, peluquería, maquillaje e incluso cirugía para ser creados. Ni siquiera la actitud corporal y quinética es suficiente. Podemos mencionar la significativa anécdota de aquel concurso de imitadores de Charlot que ganó un principiante Peter Sellers a pesar de que entre los concursantes se hallaba infiltrado el mismísimo Charles Chaplin, porque éste se movía y comportaba exactamente igual que en sus rodajes, y Sellers imitaba los movimientos tal y como se veían en las proyecciones, levemente ralentizadas o aceleradas. El maquillaje facial resumía el rostro de Charlot sobre cualquier soporte, fuese o no el original.
Margarita Carmen Cansino (Rita Cansino)
El rostro de Margarita Carmen Cansino precisó de un proceso de selección de estilismos, de afeitado del nacimiento frontal de su cabellera teñida de pelirrojo, del redibujado de sus cejas y del perfil de su boca mediante el maquillaje para llegar a ser reconocida como Rita Hayworth.
Rita Hayworth
No es de extrañar que su cambio de aspecto a manos de su entonces marido Orson Welles para su papel en "La dama de Shangai" supusiera un arriesgado sesgo en su carrera. Pero todos estos cambios de estilismo y maquillaje no impidieron que su rostro envejecido y castigado por el alcoholo y las depresiones no siguiese siendo reconocible e incluso hermosamente acentuado por los surcos de la edad al llegar a la vejez. El peligro de huir de la imagen de Gilda en la mencionada película de Welles radicaba en la desaparición de su rostro público de pelirroja fatal para entrar dudosamente en el universo de las rubias platino de Verónica Lake, Jean Harlow o Marilyn Monroe, un universo iconográfico en el que ya era difícil dejar una impronta clara y reconocible.
Rita Hayworth en "La dama de Shangai"
Recientemente, los cambios físicos producidos en Renee Zellweger durante su ausencia de las pantallas, supuestamente debidos a intervenciones quirúrgicas, pero sobre todo a los efectos de la edad y del adelgazamiento lejos del cánon rollizo determinado por el personaje de Bridget Jones, han provocado una percepción diferente del dibujo de sus ojos, particularmente de la peculiar caída de su párpado superior, alimentando un aluvión de críticas, excesivas bajo mi punto de vista, lamentando la pérdida de su rostro "original", que, en realidad, ya había sido rediseñado por la industria de Hollywood. Muy poco después, un cambio de estilismo y maquillaje provocó que los poco habituados al estudio de los rostros pensasen que Uma Thurman se había sometido a un drástico cambio facial que ni tan sólo se había producido. Bastaba con observar cuidadosamente las fotografías y comprobar que su rostro seguía siendo el mismo. Sin embargo, la percepción de sus ojos era muy diferente debido al dibujo de su contorno, ahora prácticamente ausente, y, como ya hemos visto en entradas específicas, los ojos focalizan la máxima atención para el reconocimiento facial, seguidos inmediatamente por la identificación del contorno y proporciones de la boca, cuyo maquillaje también puede alterar su reconocimiento.

A sabiendas de todo lo expuesto, y con una gran habilidad para sugerir cambios en los volúmenes del rostro mediante técnicas pictóricas, Noel Cruz es capaz de obrar un milagro y, aunque demuestra también habilidades modelando rostros precisos a escala, lo cierto es que le basta con anular la pintura facial de los muñecos y reconstruirla con pasmosa habilidad y precisión para recrear con enorme realismo el rostro del personaje en cuestión. Es como si pintase un retrato fotorrealista sobre un soporte que le ofreciese parte de los volúmenes que necesita, y, cuando éstos no son los adecuados, los modifica ópticamente mediante la iluminación pictórica. Consciente de la importancia de la mirada como tradicional espejo del alma, ha desarrollado un especial sensibilidad técnica en la reproducción de sus formas e iluminación, con tal realismo que son el factor decisivo para dotar de vida los pequeños rostros de sus creaciones. Además, y sólo tenéis que comprobarlo observando las imágenes que he seleccionado de sus trabajos, retoca los cabellos y su disposición con precisión quirúrgica, arregela sus vestimentas y saca todo el partido de sus cuerpos articulados para darles una expresividad corporal que sintoniza con la actitud quinética de sus referentes reales, ejerciendo de director escénico, sacando lo mejor de la interpretación de sus personajes. Es como si delegase sus dotes de imitador en un soporte físico ajeno a sí mismo. La asombrosa capacidad de Jim Carrey para transformar la disposición de sus músculos faciales, unida a sus grandes dotes vocales e interpretativas, consiguen el pasmoso efecto de sus casi mágicas imitaciones, pero su dominio de la imitación postural de los personajes, e incluso de posición para el encuadre de cámara más característicos, obran lo restante del milagro de la transmutación. Son muchos los casos de cómicos y actores que deleitan a su público con estas habilidades (me confieso un fan apasionado de Stevie Ricks) pero, a excepción de una poco conocida aparición de Keir Dullea en el show de Tim Allen, pocas veces he observado este dominio de los volúmenes faciales para engañar la percepción del espectador.
A estas alturas ya habréis comprendido mi personal entusiasmo y admiración por la obra de Noel Cruz, y la sencillez y meticulosidad de su método de trabajo, que hace que el antes y después de la manipulación de sus muñecos y muñecas parezca fruto de un proceso burdo de fotomontaje con Photoshop. Creo que la observación de sus técnicas es altamente instructiva para pintores figurativos, ilustradores, modelistas, escultores, fotógrafos y maquilladores.

Os dejo con una selección de su galería de imágenes y una traducción de la sección de su página web dedicada a responder las preguntas más frecuentes que sus admiradores y clientes le hacen. A continuación, os dejo con un muestrario de los trabajos que Paolo Ballesteros, maquillador profesional de cine y publicidad, practica sobre su propio rostro, análogamente a como lo hacía Kandee Johnson, de quien también hemos querido rescatar unos cuantos autorretratos de sus tutoriales de maquillaje. ¡Ah! y como sorpresa final, muy traída por los pelos y más que anecdótica, no he podido evitar mostrar la ocurrencia de Laura Jenkinson de pintarse personajes del mundo de la animación alrededor de su propia boca para crear un efecto obvio pero bastante expresivo y divertido.
Creo que la entrada nos ha quedado completita y suficientemente ilustrativa de cómo nuestros mecanismos de percepción pueden ser observados para aprovecharnos de ellos con recursos plásticos. El mismo milagro que nos hace ver una cara en un lienzo de Rembrandt puede producirse sobre cualquier soporte generar certezas visuales tocando los hilos precisos de nuestra capacidad de reconocimiento.



Preguntas más frecuentes

1. ¿Cómo aprendió a pintar?
He estado dibujando desde que era un niño en las Filipinas. Siempre he dibujado y después he pintado desde joven en la edad adulta. Fue hace sólo un poco más de diez años que descubrí las muñecas repintadas como un lienzo cuando mi esposa estaba recogiendo Barbies. Después de ese descubrimiento, un lienzo de tres dimensiones, seguí empujándome a mí mismo hacia un mayor realismo, basdo en la profundidad, y el sombreado (luces y sombras). Sigo creciendo como artista cada vez que pinto, dibujo e intento repintar más realistamente.

2. ¿Cómo se inicia un repintado?
En primer lugar observo el estilo del cabello. El Hairstyling es un proceso muy arduo. Dependiendo del estilo, se puede cortar primero, a continuación, se colocan pequeños rulos en el cabello, luego viene el agua caliente / calor. Por lo general, aplico una permanente, caliento o hiervo el pelo de las muñecas (NOTA: No todos los muñecos pueden admiten el calor de la permanente, un poco de pelo es extremadamente sensible y se derretirá, por ejemplo, en la muñeca MEGO de Farrah Fawcett, el cabello se derretirá). El siguiente paso es la eliminación de la pintura de fábrica (utilizo acetona y retiro con cuidado la pintura con una punta fina Q-Tip, y sólo donde se encuentra
la pintura -demasiado abrasivo  marcará o perturbaría los rostros de los muñecos - No utilizo Finger Nail Polish Remover o Paint). A continuación describo las características del estilo a mano alzada utilizando una fotografía o fotografías de la persona que está siendo pintada. Suelo pintar los ojos primero y luego continúo hasta que completar la muñeca.

3. ¿re-tinte para el cabello?
No. Nunca lo he hecho, ni nunca lo haré.

4. ¿Utilizas aerógrafo?
No. Sólo un pincel de punta muy fina. No hay aerografía en las muñecas. Ni siquiera tengo ese tipo de aparatos.

5. ¿Cuál es la cosa más importante al volver a pintar una muñeca famosa?
La escultura. Si la forma de la cara, la colocación de los ojos y la nariz, la línea de la mandíbula se parecen o se aproximan a los de la celebridad  entonces las probabilidades están a tu favor. De lo contrario, si la escultura no es exacta acabas con una muñeca que no captura la esencia de la persona que está siendo representada o simplemente no termina pareciéndose mucho a la persona en absoluto. Yo trato de decirle a los clientes si la escultura es buena o no, y de vez en cuando quiero una muñeca específica para captar la esencia de esa persona y lo hago por ellos, pero no es mi prioridad.

6. ¿Tiene que dar a una celebridad un porcentaje de la venta o pedir su permiso para pintar su semejanza?
Los artistas son libres para pintar y dibujar personas de interés o incluso una familia de mascotas y hacer con ellos lo que quieran bajo la primera enmienda y un poco de esa palabra llamada "transformación". Además, sólo pinto verdaderamente uno, uno de cada especie de muñeco, ya sea para un cliente o subasta. No son producidos en masa, no requieren de un acuerdo de licencia y no hay millones de dólares en juego como con una figura de Hot Toys, Barbie o Tonner Doll, todas las cuales son empresas con sede y requieren una aprobación de las celebridades y royalties.

7. Quiero aprender a pintar como usted lo hace. Por dónde empiezo?
En primer lugar, tienes que entender realmente la estructura músculo-esquelética de la anatomía humana. Es necesario estudiar realmente luces, sombras, y cómo el matiz sutil de una ligera sombra puede crear una línea de la mandíbula, una sonrisa, una mueca o una línea muy fina. Si eres realista prolífico, es decir, tus dibujos son hiperrealistas y realmente se esfuerzan para dar sombra y dan profundidad, y el tema casi aparenta como una fotografía, una versión tridimensional  de los sujetos que se dibujan, estás en el camino. El siguiente paso: practicar, practicar y luego practicar un poco más. Sólo se aprende haciendo y no conformándose o renunciar. Mantente presionando  para hacer más, esfuérzate por más y nunca adoptes la actitud "así ya está bien" .


8. ¿Cuánto tiempo se tarda en volver a pintar una muñeca?
Por lo general, la respuesta corta que he dado en las entrevistas es de tres días, pero la realidad es que realmente se necesita una semana (mínimo) o más. Entre el estilo del pelo, el contorno, la pintura, lo cierto es que el proceso lleva semanas. Como estoy constantemente retocando o volviendo a examinar la muñeca antes de la subasta o de una venta, el trabajo se completa constantemente  arreglando, ajustando, cortando o empujándome a perfeccionar a quienquiera que sea que esté pintando.

9. ¿Por qué las muñecas previamente vendidos en las subastas comienzan en el precio de la subasta en lugar del precio de la comisión?
Se trata realmente de ser justos con lo que ofrecieron por esa muñeca famosa antes. Si había una oferta, al igual que un comprador hizo por Kate Jackson y ganó esa oferta por $ 5,100.00, podría no estar muy satisfecho conmigo si yo entonces me llevo una comisión por ella de $ 1,250.00. En realidad, no sería justo para esa persona. Eso, en pocas palabras.

10. ¿Por qué es su precio de comisión de $ 1,250.00?
Con toda honestidad, yo soy un artista y hago todo en mi poder para entregar al comprador, el oferente o la empresa que me la encarga la mejor muñeca que mis capacidades lo permitan. También paso alrededor de una semana hasta la pintura para cortar, preparar y ajustar la muñeca. Es mi trabajo a tiempo completo. Si te curras un trabajo a tiempo completo para una semana, digamos cuarenta horas, y produces algo aproximado a una buena obra de arte, ¿cuál sería su tarifa por hora? La mía se resuelve a más o menos $ 31.25 por hora. La realidad es que gasto mucho más de cuarenta horas en una muñeca. Como cualquier artista sabe, cuando te sientas a trabajar, el tiempo parece avanzar muy rápidamente. Cuando empiezo a pintar un día típico puede comenzar a las 8 o 9 de la mañana y no termina hasta las 12 o la una de la madrugada. Esa es la pura verdad. Por lo tanto,eso realmente supone 105 horas para una muñeca. Esto significa realmente calcular mi salario por hora en $ 12.25 centavos. Eso es inferior al salario mínimo. Los compradores en la subasta dictan el valor de una muñeca y no tengo control sobre eso y le doy gracias a todos los que continúan apoyando mis subastas en línea y que continúan solicitando pedidos, y el precio también se basa en el promedio de las subastas cerradas.

11. Te he enviado un correo electrónico antes y no he recibido respuesta. ¿Por qué?
Recibo cientos de correos electrónicos cada día. Muchos se preguntan preguntas ya respondidas en el apartado de pedidos y encargos de mi página web .( http://ncruz.com/newsite/Noel_Cruz_Commissions.php). Muchos correos electrónicos piden cosas que de hecho no hago; No pinto parientes, no pinto miembros de la familia. No hago figurines para tartas. Sí, eso ha sido una solicitud. Tampoco tengo un asistente o persona que lea mis correos electrónicos en mi nombre. Por favor, leed detenidamente la página de la comisión y redactad otro correo electrónico.

12. ¿Cuánto tiempo puede pasar antes de que consiga una muñeca de encargo?
Una vez que un pedido se acepta y se realiza el depósito te informo de cómo tengo mi agenda de trabajo y cuándo puedo empezar la muñeca y la fecha final  en que se puede esperar recibir las fotos de la muñeca completa. Tras el pago del saldo restante, la muñeca te será enviada. Normalmente se trata de una semana de principio a fin.

13. ¿Va a pintar mi abuela? Mi Mamá? ¿Yo? Mi hermano?
No. Vea # 11.

14. ¿Cuál es el mayor reto de volver a pintar?
Conseguir una gran escultura para trabajar y luego conseguir los resultados que quiero ver. Cada repintado es un reto y me empuja cada vez a hacer más e ir más allá.

15. ¿rehaces o reparas muñecas?
No. Sólo repintar y reestilizar.



Noel Cruz:

https://www.facebook.com/noelcruz.art/timeline












































Muñecas inspiradas en famosos


Imágenes extraídas de www.ncruz.com



Paolo Ballesteros:

https://www.facebook.com/realpaoloballesteros





















Kandee Johnson:

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/2015/02/animalidad-y-parecido-identidad-e.html















Laura Jenkinson:

https://instagram.com/laurajenkinson