Entradas populares

lunes, 11 de noviembre de 2013

Moscas. De Franco Maria Ricci a Juan Ledo

Os recomiendo encarecidamente la  Web de Juan Ledo 

¿Por qué? Muy sencillo, porque, aparte de los lujosos estudios de Franco Maria Ricci sobre la presencia de la mosca en el arte ("Musca depicta"), joya bibliográfica de difícil adquisición, no se me ocurre mejor lugar para poner en múltiples contextos culturales la presencia y la imagen de la mosca.

Para que os hagáis una ligera idea de los jugosos apuntes que os encontraréis, os ofrezco un fragmento de su apartado dedicado a la mosca en la pintura:

Las primeras muscae depictae parece que fueron obra de Giotto di Bondone (1266 ó 1267 - 1337) quien, según relata Giorgio Vasari (1511 - 1574) en su Vite de' più eccellenti architetti, pittori, et scultori italiani, da Cimabue insino a' tempi nostri ("Vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos italianos, de Cimabue a nuestros tiempos" ) demostró por primera vez primera vez su talento artístico cuando apenas era un pequeño de 11 años: estando el niño al cuidado de unas ovejas, mataba el tiempo dibujando a una de ellas sobre una piedra plana con una tiza. Acertó a pasar por allí el maestro Giovanni Cimabue (1240 - 1302), quien, impresionado por el talento natural de Giotto —que había dibujado una oveja tridimensional tan natural y perfecta que parecía viva—, lo acompañó hasta su cabaña y consiguió convencer al padre de que le dejara hacer del muchacho su aprendiz. Con el tiempo Giotto fue madurando y perfeccionando su modo de crear al punto de que en la Divina Comedia, Dante Alighieri (1265 - 1321) afirma de él que llegó a ser superior a su maestro. Giotto en la actualidad es considerado uno de los primeros y principales artistas que se sacudieron las limitaciones del arte y los conceptos medievales.
Vasari también relata lo siguiente: “Dicen que cuando Giotto, muy joven aún, estaba con Cimabúe, cierto día pintó en la nariz de una figura que ese Cimabúe había hecho, una mosca tan natural, que cuando volvió el maestro para continuar su obra, varias veces intentó espantarla con la mano, pensando que era de verdad, hasta que advirtió su error.”
Giorgio Vasari es famoso no sólo por sus interesantísimos escritos sobre los pintores de su tiempo, sino también por ser la persona que acuñó el término Renacimiento (Rinascita). Muchas de las biografías relatadas por Vasari tienen la apariencia de la verdad, pero otras, como la que hemos contado del propio Giotto, podría ser apenas un cuentecillo reflejo de la famosa anécdota que se contaba del griego Apeles (352 a.C. - 308 a.C.) . 



 Si queréis más, sólo tenéis que seguir los enlaces pertinentes.