Entradas populares

lunes, 6 de marzo de 2017

Nico Nubiola. Escultura, animales y animalidad humana.


Nico Nubiola


Nico Nubiola
Tal y como expresábamos en entradas precedentes dedicadas a los trabajos escultóricos, principalmente en madera, de Álvaro de la Vega y Víctor Lorenzo, las esculturas de Nico Nubiola ponen en evidencia la condición humana, de peculiar animalidad apenas disfrazada por sus propias imposturas sociales y sexuales, y son especialmente sugerentes cuando abordan temas animales, a los que desde aquí queremos dar mayor relevancia.

Nico Nubiola

Las esculturas de Nico Nubiola parecen la materialización en tres dimensiones de bocetos dibujados visualizados con perspectivas muy concretas en su cabeza, por lo que es natural su preferencia por el bajorrelieve.


La aparente tosquedad de sus formas, de sus trazos, responde en realidad a un minucioso estudio compositivo y a una elaborada talla de la madera, de acabados suaves y policromados mediante la aliteración de líneas y tramas trazadas con lápices de color y otros materiales que vinculan las obras al dibujo y la pintura bidimensionales.



Nico Nubiola
Las distorsiones de la perspectiva adquieren a menudo una crítica reducción al absurdo al ser perfectamente naturales en la escultura exenta y necesariamente instrumentales en el bajorrelieve.
Las figuras humanas, como en el caso de las piezas de Álvaro de la Vega se presentan desnudas, o en ropa interior que remite a lo íntimo desubicado, fuera de contexto en cuanto el artificio de las convenciones sociales así lo determinan, y Nubiola consigue fácilmente recordarnos que somos animales de costumbres, pero de costumbres sociales y por tanto impuestas, acusando nuestra incomodidad dentro de nuestro ropaje humano tanto como desprovistos de él.
No obstante, sería relativamente fácil resumir ciertas características estéticas o técnicas de la obra más personal de Nico Nubiola y nos perderíamos gran parte de lo más interesante de su producción vinculada a montajes escénicos, espectáculos y atrezzo de montajes artísticos.


Nico Nubiola
Es este aspecto mercenario del trabajo de Nubiola el que más nos atrae, puesto que a menudo se basa en la aplicación de movimiento, articulaciones mecánicas y arte titiritero a escalas alternativas.

La Fura dels Baus, Marcelí Antúnez, Trigo Limpo, o Teatre Acert se han beneficiado del impacto visual de sus trabajos o cuando de menos de sus pinceladas ambientales, como el perro de aires art decó que complementaba la escenografía de Lluc Catells para la adaptación de Xavier Albertí de "Vida Privada" de Josep Maria de Segarra.

En este caso, los típicos acabados en madera policromada son sustituídos por la imitación mediante material sintético de la brillante superficie de las porcelanas ornamentales.

El perro, en este caso un galgo, expresa una cierta sumisión del animal doméstico por excelencia a la vida acomodada, utilitarista y ostentosa, de las clases altas, que a través de las artes decorativas han querido dejar constancia de su control sobre los recursos naturales y sobre los animales exhibibles como demostración material de su poder económico.

Nico Nubiola
Al igual que su peculiar caballo en caída invertida, que nos recuerda vagamente a los elefantes de Daniel Firman, esta escultura es una peculiar excepción en el típico acabado marca de la casa, como hemos dicho identificable en sus tramas multicolores que nos recuerdan el origen orgánico y sanguíneo del color de la piel humana. Sin embargo, antes que pensar sencillamente en escultura policromada, insisto en preferir la designación de dibujos o ilustraciones volumetrizados, dado que las evocaciones de la estética del cómic underground de los años 80 está latente en muchas de las piezas.





Nico Nubiola
La casualidad ha propiciado que algunas de estas piezas representen animales con una significación dramática bien distinta, desde la relación ornamental y cosificada con la fauna remarcada por la escultura mencionada del perro, hasta el simbolismo bélico y heróico del caballo realizado para el Tirant Lo Blanc de Joanot Martorell adaptado por Calixto Bieito. Era cuestión de tiempo que su experiencia como colaborador en la construcción de títeres y marionetas de gran escala desembocasen en un proyecto a medida y correspondiente a una de nuestras obras literarias de calado antrozoológico predilectas: El Viaje del Elefante, de José Saramago, convertido en espectacular pasacalles por Trigo Limpo.

Nico Nubiola

Nico Nubiola

Nico Nubiola

Nico Nubiola



Nico Nubiola

Nico Nubiola

Nico Nubiola

Nico Nubiola

Nico Nubiola

Nico Nubiola

https://es.wikipedia.org/wiki/El_viaje_del_elefante





niconubiola.webstarts.com/