Entradas populares

martes, 29 de octubre de 2013

Fotografía y simulacro. El dominio de la escala y la profundidad de campo por Micahel Paul Smith.

Os remito a la noticia recogida por Ariel Isaac acerca del trabajo de M.P. Smith.

Sus fotografías están a medio camino del fotomontaje, sin serlo, porque consigue integrar maquetas y elementos a escala en un espacio real en una toma única, cuidando la elección de las ópticas de focal corta y usando diafragmas cerrados para potenciar la profundidad de campo. Se trataría del efecto contrario al que se da usando formatos grandes, con poca profundidad de campo, o con posibilidad de descentramientos para simular una profundidad de campo todavía menor, o lo que se suele llamar "efecto maqueta", que mostraría una escena real dando la sensación de tratarse de una reproducción a escala. 
En este caso, Smith consigue lo contrario. Un truco óptico del que se han servido muchos directores artísticos y operadores de cámara en el cine. Se trata de no delatar a través de la perspectiva el tamaño real de los objetos en relación a los que les rodean en una misma escena, y, como a distintas distancias de enfoque la nitidez de la imagen cambia, el fotógrafo ha de disponer los objetos a la distancia adecuada para que se enfoquen tan nítidamente como el fondo aparentando una escala mayor.

Fotografías realistas hechas con autos en miniatura

 Por  | El Viralero – mié, 23 oct 2013
Michael Paul Smith ha tenido muchas profesiones en su vida. Ilustrador, pintor de brocha gorda, constructor de modelos arquitectónicos y director de arte son solo algunas de las labores que ha desempeñado. Todas estas habilidades se combinan de manera magistral en su extraño, pero impresionante, hobby. Le encanta componer escenas realistas utilizando su vasta colección de autos y casas en miniaturas. Las composiciones son tan logradas que resulta prácticamente imposible reconocer que los elementos que observamos son, en su mayoría, parte de una detallada maqueta. Si lo dudas aquí te presentamos una muestra.
"Comencé a coleccionar los modelos de autos a finales de los 80. La creación de los edificios para el pueblo comenzó en los 90", contó Michael a El Viralero. "Elgin Park surgió de la necesidad de poner mi colección de 300 modelos de autos en un contexto físico. Aunque lucían interesantes alineados en mis estantes sencillamente estaban ahí sin hacer nada. Se me ocurrió que podía hacer un edificio con escala 1/24 para mostrar los autos. Comenzando con una gasolinera, porque es algo universalmente conectado con autos y camiones, fue solo cuestión de tiempo que construyera otras estructuras."
"Utilizando todo el conocimiento adquirido durante años de estudio de la cultura del siglo XX estos dioramas pueden ser auténticos hasta el último detalle".
Michael aún conserva sus primeras fotos como recuerdo. "Cuando las veo ahora me sonrío y sé que era el comienzo de algo bueno". Las recreó en la mesa de su comedor, donde el contraste entre los edificios y autos con la luz que entraba por la ventana hizo que todo pareciera real. "Con mi pequeña cámara digital tomé algunas fotografías que salieron muy bien. Esto me dio confianza para seguir tratando…".
Michael lleva cerca de 25 años tomando fotos de este pueblo imaginario llamado Elgin Park y que parece estancado en la década de los 50.
¿Por qué ese año? "En realidad está ubicado desde 1920 a 1965. Hay una gran cantidad de fotografías que representan los 50 porque en ese tiempo yo era joven", nos cuenta. "Tuve una niñez muy agradable y las fotografías son recuerdos visuales de esos tiempos. Las fotos de 1920 y 1940 tienen que ver más con las memorias de mis padres. Mi madre y mi padre fueron personas amables y bondadosas y mis fotos son un tributo a ellos. Las fotos de principios de 1960 tienen que ver con la excitación por un futuro donde todo iba a ser bueno y asombroso".
¿Quiénes viven en Elgin Park? "Me gusta pensar que los residentes son considerados, compasivos, bondadosos, generosos y con sentido del humor. Algunas de las historias que escribo debajo de las fotografías sugieren que no todo es perfecto en el pueblo pero nada realmente malo pasa ahí. A las personas que ven mis imágenes les gusta el hecho de que el pueblo es un lugar seguro. De muchas maneras es como regresar al hogar".
Las fotografías son hechas en la ciudad de Boston con equipamiento fotográfico no profesional. Michael no necesita una costosa cámara DSLR, sino que hace la mayoría de su trabajo con una pequeña Canon PowerShot SX280 HS. No cabe duda de que es maestro de la composición y la perspectiva. Si quieres ver más de su trabajo te invitamos a que visites su página de Flickr.