Entradas populares

lunes, 14 de mayo de 2012

Pasto de Tiburones



Hace años, allá por 1990, el grupo vigués "bromeaoqué?" editaba su segundo trabajo con G.A.S.A.
Lo cierto es que este sería el último trabajo del grupo, pese a la calidad de casi todos los temas incluídos en el LP.
Yo fui el encargado de realizar el diseño de portada, y, como el grupo no tenía ninguna idea concreta en mente, les pregunté posibles títulos, y, entre estos, aparte de alguno de los de las canciones incluídas, Nicolás Pastoriza me sugirió que les gustaba la expresión "pasto de tiburones", tal vez, pienso ahora, por verse venir el futuro de la banda o como una manera de entender el negocio discográfico.
Ya veis que no me rompí mucho la cabeza con metáforas visuales, sino que me limité a aliterar las imágenes más inmediatas a "pasto" y a "tiburón" procurando invertir el sentido inicial de la frase, buscando, eso sí, un cierto onirismo en el resultado final.
La ilustración original, una técnica mixta de gouache, acrílico, tintas y lápices sobre papel, quedó en manos de los responsables del diseño gráfico y más tarde le perdimos la pista, hasta que, casi veinte años después, supe por el hermano de uno de los integrantes del grupo que su último bajista la había adquirido en una tienda de antigüedades (tipo mercadillo) por no demasiado dinero, pero que a él le pareció excesivo en el momento, a lo que el vendedor le respondió que era una de las pocas obras que le quedaban de un conocido artista cubano. No es la primera vez que una obra mía acaba en un mercadillo a precio de saldo, pero me resulta chocante que mi obra sea atribuída a un "conocido artista cubano" del que se desconoce paradójicamente la identidad.
Dado que en este blog comento preferentemente cuestiones acerca de las imágenes de animales en medios de divulgación, he querido incluir este pequeño recordatorio a mi propio trabajo artístico, aunque creo que ya queda claro que analizar la presencia de animales en el arte es una tarea inabarcable, y, en cambio, analizar la evolución en las imágenes de animales en los medios de divulgación zoológica y científica en general, pese a ser un trabajo arduo, entra en lo casi posible.