Entradas populares

viernes, 14 de noviembre de 2014

Arte corporal, mimetismo y fotografía. Un peculiar bestiario fotográfico por Emma Fay.





Hablar de Arte Corporal significa referirse a un campo muy amplio que últimamente parece como si sólo se circunscribiese al ámbito de la pintura corporal o body-painting, una de tantas variantes del body-art, al que hemos dedicado entradas anteriores a propósito de nuestros propios trabajos en ciertos proyectos fotográficos o para referirnos a proyectos de otros artistas que nos parecieron especialmente relevantes por algún motivo.
Sinceramente he de admitir que la mayor parte de ejemplos que he podido encontrar en la red me parecen poco más que un divertimento de dudosos resultados, normalmente más horteras cuanto más sofisticados, que dan lugar a una suerte de género artístico lleno de tópicos, en el que no siempre tiene un sentido concreto el uso de la piel humana como soporte de una ornamentación pictórica o un trampantojo.


Mafa Alborés: serie "Desnudo y color"
Cuando yo llevé a cabo algún proyecto de este tipo, lo hice para modificar el contraste y la iluminación de la escena fotográfica, buscando los límites perceptivos entre fotografía y pintura figurativa, en una línea que podríamos conectar con algunos trabajos de Cindy Sherman, más de un ejemplo de Sandy Skoglund (ambas los habían realizado principalmente con métodos analógicos como el cybachrome) que sólo se servían instrumentalmente del maquillaje corporal y escénico. Recordad que ya hemos dado cuenta de cómo Lee Young Lee emula a Sandy Skoglund yendo más allá del arte corporal y maquillando también el espacio escénico, aunque lo cierto es que en este caso nos estaríamos saliendo de las fronteras del arte corporal, más difusas en Skoglund.
Casi treinta años después de mis propios experimentos, la artista Alexa Meade hacía exactamente lo mismo, llevándolo más lejos, dotando a sus fotografías del aspecto propio de la pintura impresionista y expresionista, de lo que dimos cuenta en su momento a propósito del interesante trabajo de arte corporal fotográfico de Alexander Khokhlov.


Sandy Skoglund

Cindy Sherman

Sandy Skoglund

Cindy Sherman


Alexa Meade


 Los desafíos a la percepción de las imágenes fotográficas mantienen, no obstante, en los casos citados, el interés por el propio cuerpo o el rostro como motivo central. No es exactamente el caso de los maquillajes corporales, los disfraces de temas zoológicos que inundan la red bajo la mera búsqueda de imágenes de body-art.
Lennette Newell.
La mayoría son, en el mejor de los casos, morbosas, provocativas o divertidas, pero aportan poco desde un punto de vista artísticamente exigente, aunque podemos recordar casos particularmente destacables y apreciables como el de Lennette Newell.
El mérito de las sesiones fotográficas de body-art zoológico de Newell reside no sólo en el realismo perturbador de sus desnudos maquillados, sino en el compromiso gestual e interpretativo  de sus modelos acompañados en vivo por las especies animales a las que representan.

Sé que en su momento dejé de lado los casos de algunos artistas muy conocidos por la calidad de sus trabajos y su popularidad mediática, especialmente a través de plataformas digitales y redes sociales, pero me parecían excesivamente obvios y superficiales.
Johannes Stötter

Johannes Stötter
Gesine Marwedell
Puestos a rescatar algún trabajo de maquillaje antrozoológico, creo que se lo merecería un clásico como Johannes Stötter ( a pesar de que recurre a la combinación de pintura real y recursos de edición digital) y, sobre todo, la colaboración con fotógrafos de la artista corporal May Fay, por sus trampantojos tecnológicos y zoológicos sin trampa ni cartón, si los comparamos con los de Stötter, y en los que la composición de la imagen somete con sus exigencias al contorsionismo de sus modelos y viceversa. Sin duda añaden un plus de calidad a sus trabajos, mayormente en colaboración con el fotógrafo Johnatan Macauley. Lo que es muy evidente en los trabajos de Fay es una profunda observación de la antomía humana tanto como de las especies representadas mediante el maquillaje, y una clara comprensión de las tareas de encuadre, iluminación y enfoque por parte del fotógrafo. La artista, evidentemente, inspira tanto a otros artistas del arte corporal como podríamos considerar lo contrario desde el punto de vista de, por ejemplo, Gesine Marwedell.





Emma Fay:












http://www.emma-fay.co.uk/

  • Los cuerpos humanos forman parte de esta mágica creación
  • Emma pasa hasta seis horas de trabajo por cada creación utilizando pintura a base de agua
Publicado el 11 de nov de 2014 7:20 pm 5.267 views

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail
(Caracas, 11 de noviembre. Noticias24).- Emma Fay, de 27 años, es una artista que comenzó a realizar alucinantes trucos ópticos después de participar en un curso de peluquería y belleza, lo sorprendente de todo esto es que su elemento principal es el cuerpo humano.
Con dos contorsionistas muy pacientes, Emma pasa hasta seis horas de trabajo por cada creación utilizando pintura a base de agua. A primera vista, parece que todas las figuras, forman parte del las maravillas del reino animal, pero si miras detalladamente, notarás los pies, las ,anos incluso la cabeza y piernas humanas.
Con información de Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail

Foto: Daily Mail