Entradas populares

lunes, 30 de enero de 2017

La imagen animal, la fotografía y la publicidad. Muestra ejemplar del estudio de Joan Garrigosa.





Proponemos hoy volver a reflexionar sobre el recurso iconográfico de los animales en la publicidad, y para ello ofrecemos el ejemplo de un estudio fotográfico que ha recurrido en muchas ocasiones a imágenes fotorrealistas de animales asociadas a lo chocante, lo llamativo y a la búsqueda de la empatía del espectador mediante ciertos antropomorfismos más o menos sutiles.
Nos referimos al estudio de Joan Garrigosa y sus frecuentes incursiones en la fotozoografía publicitaria.

Para empezar habría que aclarar que la publicidad que recurre a los animales no siempre lo hace mediante recursos fotográficos (en un sentido estricto esto sólo sería aplicable a la publicidad estática o impresa, aunque a menudo se vincule directamente a campañas que incluyen imagen en movimiento) ni mucho menos todas las fotografías de animales están pensadas para fines publicitarios aunque a menudo los inspiren o sean rescatadas para ello. lo constatábamos en el caso de la campaña de Fishlove, o en el de los pretendidos selfies zoológicos de cierta campaña para National Geographic.
Hablamos pues de un territorio común a ambas disciplinas especialmente significativo porque la imagen del animal es instrumentalizada para vehiculizar un mensaje que por regla general no le atañe, y ya hemos constatado que, incluso en ciertas campañas reivindicativas o conservacionistas, el especismo antropocentrista tiende a distorsionar el pretendido mensaje al servirse de la atracción atávica por la observación de otras especies animales. Así

La imagen con que abrimos esta entrada, por comenzar con un ejemplo significativo e ilustrativo de nuestras valoraciones, juega con un tópico asumido culturalmente por el público occidental y que asocia plumas a farándula y varietés y que encuentra una cierta analogía entre el aspecto visual del avestruz y las bailarinas con sus largas y fuertes piernas coronadas por voluminosos y etéreos tutús de gasa. Así lo hizo el equipo de los estudios Disney en "Fantasía" y ya hicimos constar en su momento que se trataba de uno de los más frecuentes casos de travestismo iconoantrozoológico, dado que el representante icónico de la especie avestruz es el macho con sus vistoso plumaje blanquinegro. Antropomorfizar de algún modo la imagen fotorrealista de los animales es un recurso frecuente en publicidad heredero de una tradición artística y literaria ancestral. Hacer que parezcan reales las fantasías que conectan con las fábulas moralizantes y con los mitos es incluso lo que podríamos denominar un recurso fácil, al menos en su eficacia escópica si no en su ejecución gráfica, que exige de múltiples tomas fotográficas, fotografía de juntura y fotomontaje más o menos complejo. No obstante, llegados a este punto, es frecuente constatar que el exigente acabado y perfeccionismo en cuanto al encuadre, la nitidez y el detalle de este tipo de imágenes las asemeje a pinturas o ilustraciones en cuyo terreno la fantasía y la metáfora visual están generalmente asumidas, y suelen darse una serie de recursos visuales rayanos en lo tópico:

a) animales con prendas o elementos artificiales que los humanizan (generalmente asociándolos a tópicos atribuídos directa o indirectamente a ciertas especies concretas)

b) animales hibridados con humanos:

 -Humanos zoocéfalos
 -Animales antropocéfalos
 -Rostros humanos con algunos rasgos animales

c) animales desubicados, colocados en escenarios que no les corresponden (frecuentemente asociados a alguna característica emblemática de la especie, como sería hacer correr a un guepardo por una pista de atletismo)

d) animales potencialmente agresivos cohabitando pacíficamente un escenario con seres humanos (podríamos destacar dos subcategorías en las que grandes y fuertes animales son contrastados con las imágenes de niños -generalmente niñas- o con las de frágiles y bellas mujeres)


e) Animales asociados icónicamente a algún objeto de uso cotidiano relacionado con su anatomía o con su nombre común.

En definitiva, todas estas imágenes suelen establecer una cierta reubicación acomodaticia del ser humano con respecto a la naturaleza y, aunque resulta tan frecuente observar su uso en fotografía publicitaria, nos ha parecido oportuno ofrecer una selección ejemplar de los trabajos de Garrigosa desvinculando las imágenes del producto vendido por el anunciante concreto porque, creemos, el resultado es más enigmático y sugestivo.























































http://www.garrigosastudio.com

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/search/label/publicidad%20y%20animales

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/search/label/fotograf%C3%ADa%20y%20animales

http://mafa-elanimalinvisible.blogspot.com.es/2015/04/fotografia-y-animales-los-selfies-de.html

http://ocs.editorial.upv.es/index.php/ILUSTRAFIC/ILUSTRAFIC2015/paper/viewFile/267/1152