Entradas populares

miércoles, 4 de junio de 2014

Marcelina Mace. Fotografía.

Un nuevo post dedicado al trabajo más relevante de alumnos de la EASD Serra i Abella de l'Hospitalet.

Marcelina (Mace) Siñska es una fotógrafa inquieta y con miras en diversos campos del medio fotográfico.









Aunque sea con el fin de promocionar su trabajo o por elemental supervivencia, ha prestado sus servicios a marcas de moda urbana sin poder resistirse a dejar un testimonio documental de un público comercial que de algún modo representa generacionalmente a una parte significativa de la sociedad que la rodea:


















La composición del encuadre constituye una de sus máximas preocupaciones, tanto en sus trabajos de reportaje como en sus fotografías más personales y sus proyectos artísticos:










Y es precisamente en el ámbito de sus trabajos más personales y experimentales donde nos encontramos con las piezas más sugerentes o enigmáticamente evocadoras de su producción, que pasa por el análisis de la composición de formas al efecto psicológico del color.









La geometría de las formas, condicionada por el formato estándard de la toma fotográfica, le sirve a la fotógrafa para aproximarse a una forma particular de abstracción escultórica. Recurriendo a una iluminación difusa para potenciar la nitidez de la piel, somete el cuerpo fotografiado a poses aparentemente relajadas en el encuadre final, pero que exigen en relalidad un considerable esfuerzo físico (como mantener el equilibrio entre dos exiguos puntos de apoyo) que tensa la musculatura y modela el intencionado bajorrelieve final:














En los trabajos en los que el color adquiere una presencia más discreta, por tanto, son el volumen y la textura de los objetos fotografiados los que buscan una reacción en el espectador, y no es inusual en estas obras la superposición de diferentes pero similares calidades de materiales emparentados (piel+piel, plástico+plástico) dejando los contrastes en manos de los claroscuros y no de los matices cromáticos.









El artista nunca puede ser ajeno a sus múltiples referentes, y éstos no han de corresponderse necesariamente al mismo campo artístico, como queda patente en el siguiente trabajo inspirado por la pintura de Bacon y del que ya habíamos dado cuenta en un post de este blog.