Entradas populares

viernes, 26 de enero de 2018

DINOSAURIOS DIBUJADOS POR NIÑOS REINTERPRETADOS POR DOUGAL DIXON. Los límites entre la especulación y la fidelidad gráfica.

Dougal Dixon: The Fish-Ripper
Al hilo de los temas y recursos expresivos de la obra de Manuel Barbero, reflexionando sobre las formas de representación plástica e iconográfica de los animales en medios de divulgación científica, traemos hoy el trabajo de un profesional de dicho campo, aunque confesamos hacerlo con cierto retraso y con motivo de un trabajo puntual y mercenario que, aunque recoge gran parte de los rasgos característicos de su obra, no sería suficiente por sí solo para representar su trascendencia iconográfica y educativa:
Telmo Pieper
Al límite de la especulación y la reproducción fiel, como en las peculiares recreaciones digitales de Telmo Pieper de sus propios dibujos infantiles de animales, o de Dom basándose en la misma premisa, nos llega un peculiar proyecto de Dougal Dixon, que descubrimos a través de un artículo de Koprolitos.

No podemos evitar acordarnos de aquellos trabajos de planteamientos similares recurriendo a tratamientos digitales de imágenes fotográficas, aunque lo cierto es que Dixon sigue fiel a las técnicas tradicionales, o al menos a su apariencia, y, en todo caso, al dibujo y la ilustración, no a la manipulación fotográfica digital.

Aprovechar las posibilidades del Photoshop para dar credibilidad fotográfica a las distorsiones gráficas de los dibujos infantiles es en sí un interesante ejercicio en los límites de la percepción visual, la reproducción de imágenes y la representación de modelos naturales a través de convenciones gráficas, temas que hemos tratado con anterioridad y de los que ha dado cuenta la semiótica en boca de teóricos tan notables como Gombrich o Eco, de quienes hemos aprovechado sus discursos acerca de los recursos gráficos de Durero al dibujar su célebre rinoceronte.

Volvamos por un momento a los referentes que hemos comentado con anterioridad:

Dom
Telmo Pieper
Dom parece inspirarse directamente en la ocurrencia de Pieper, y no existe prácticamente diferencia entre los resultados de uno y otro, aunque tal vez sea más coherente con sus propias expectativas Telmo Pieper, quien plantea la posibilidad de imaginar cómo serían los libros ilustrados con profusión de imágenes fotográficas de animales (aunque no descarta ofrecer imágenes de otra índole, tal y como hace Dom, tal vez incluso con mayor profusión, indicándonos, sencillamente que los animales son el tema por excelencia de los dibujos infantiles, y por tanto de la esencia del aprendizaje humano).

Telmo Pieper
Telmo Pieper rescata sus propios dibujos infantiles para evocar la problemática reproducción gráfica de la imagen que ofrecen los animales por los elementos que implican dichas imágenes para identificarlos con precisón, fin último de la taxonomía zoológica.

Pieper aprovecha para ilustrar dicha cuestión con imágenes representativas de otros objetos (coches, casas...) mientras que Dom sólo indica hasta qué punto los animales están presentes en el imaginario infantil como acicate a su curiosidad intrínseca, dado que tal vez le interese más la expresividad esquemática y a menudo distorsionante de las representaciones inexpertas de los niños, dotadas de fuerza gráfica, de inmediatez aparentemente irreflexiva, despreocupada de la fidelidad iconográfica por el puro placer de descubrir los resultados que surgen del papel.

Dom
Dom
Dom
Dom se inspira en los dibujos hechos por su hijo pequeño para recrearlos con apariencia fotorrealista, por así decirlo, poniendo sobre la mesa qué es eso que consideramos exacto o preciso en una fotografía en cuanto a detalles y textura, encerrando las formas y sus contornos en los trazos de un niño ingenuamente inexperto.

Es lógico, pues, que nos viniesen a la mente estos ejemplos al contemplar los dinosaurios infantiles readaptados al estilo de Dixon, un científico, un ilustrador científico y un artista imaginativo e influyente, inspirador, tanto para paleontólogos como para biólogos, para ilustradores precisos y concienzudos o para artistas imaginativos y fantasiosos.


Para empezar deberíamos aclarar que Dougal Dixon es uno de esos artistas a quien hace mucho tiempo que queríamos dedicar una entrada, debido a a la admiración que desde los años noventa teníamos  por sus trabajos como ilustrador científico, que alcanzó la fama especialmente por  aplicar lo aprendido como artista zoológico al editar una serie de trabajos gráficos basados en la especulación evolucionista, es decir, aventurándose a imaginar la fisionomía de animales futuribles tal y como había hecho al imaginar animales del pasado.

Tal y como nos informan los redactores de Koprolitos, sus libros más conocidos en este ámbito son "After Man: A Zoology of the Future"(1981), "The New Dinosaurs: An Alternative Evolution" (1988),

"Man After Man: An Anthropology of the Future" (1990) o "If Dinosaurs Were Alive Today" (2007) y en todos ellos, Dixon ilustra y explica cómo podrían ser las faunas del futuro o alternativas a los procesos evolutivos que se han dado en la historia de la Tierra, por lo que no es de extrañar que haya servido de fuente de inspiración tanto a científicos y paleontólogos (Dixon es paleontólogo antes que artista e ilustrador científico) como a artistas gráficos y creadores audiovisuales, llegando a asesorar, por ejemplo, a Peter Jackson para su versión de King Kong.

De hecho, al igual que la BBC había apostado por el hiperrealismo digital (iniciado por ILM para "Jurassic Park")en producciones como "Caminando entre dinosaurios", o "Caminando entre las bestias", no tardó la misma productora en dar forma audiovisual a los animales hipotéticos tras la extinción humana propuestos por Dixon.

Ni que decir tiene que la producción televisiva dio pie a su versión en formato libro, ilustrado con extractos de las imágenes digitales que imitaban los encuadres propios de un documental cine/videográfico a los que generalmente estamos acostumbrados y que han inspirado las pautas de realismo imitadas en múltiples producciones para divulgación museográfica o derivados al límite de la ficción y la divulgación científica.
Eso mismo ocurre con el Parque Prehistórico presentado por Nigel Marven siguiendo las mismas pautas empleadas por el naturalista en sus otras producciones documentales, rompiendo de algún modo los límites entre realidad y ficción (o al menos entre realidad y especulación científica) y que nos llevan a ficciones en formato aparentemente documental como "Sirenas. Mito o realidad", de Discovery Channel, o los dragones de leyenda hechos realidad zoológica por Justin Hardy.

Por todo lo expuesto, comprenderéis que, independientemente de nuestras preferencias particulares, concedamos un puesto de honor a Dougal Dixon entre los grandes del arte antrozoológico, como hemos reivindicado a otros en su día, de la talla de Gregory S. Paul, Burian, o el gran Charles R. Knight, ya que es digno heredero y colega de muchos de ellos y a la vez ocupa un lugar propio por alentarse a sí mismo a desarrollar aquella parte más resbaladiza de su labor como paleontólo y biólogo gráfico: la especulación, la recomposición de la lógica anatómica y evolutiva siguiendo un método quimérico e imaginativo sustentado por profundos conocimientos taxonómicos y biológicos para ver qué sale desde un punto de vista también curioso y estético. No deja de ser un juego, como cuando un niño imagina formas animales en objetos casuales o en sus propios e incontrolados trazos de dibujo aún sin entrenar, todavía frescos y expresivos. Conociendo el trasfondo de la obra gráfica de Dixon, ver cómo practica un ejercicio similar al de Telmo Pieper o Dom resulta mucho más interesante, y sin duda mucho más trascendente.

Como mencionábamos más arriba, las imágenes responden a un encargo, una campaña de GreatBeanBags a la que Dixon aportó su sello personal dando un peculiar giro a su producción de criaturas fantásticas, ya que el método a seguir consistió en tratar con las mismas técnicas empleadas en los libors ilustrados de biología y paleontología los modelos surgidos de una propuesta de ejercicio gráfico a escolares de corta edad. Dixon intenta imaginar, como premisa, que las criaturas representadas están reproducidas de forma precisa como si fuesen exactamente así en realidad, con lo que nos propone una reflexión sobre nuestros criterios de credibilidad gráfica y nuestros criterios de credibilidad científica, obligando a coexistir una estética Naïf con recursos gráficos y pictóricos propios del realismo naturalista.

(Mafa Alborés)



El Irish Examiner dedicó un artículo a estos dinosaurios infantiles de Dixon, (Jueves, 21 de diciembre de 2017 a las 15:30 p.m) del que extraemos algunos fragmentos y declaraciones que nos parecen significativos:


Este paleontólogo dio vida a los dibujos de dinosaurios de los niños y el resultado es particularmente atractivo

La imaginación de los niños no tiene límites y, a veces, necesitamos que los adultos los interpreten.

Dougal Dixon, un reconocido paleontólogo escocés y autor cuyas obras inspiraron al King Kong de Peter Jackson, estuvo presente para dar vida a algunos de los dinosaurios rugientes esbozados por los alumnos.

Junto a sus obras de arte, los niños describieron lo que inspiró sus dinosaurios, con Dixon decidiendo si hubieran podido existir hace millones de años.

Así es como sucedió.

El Comotriceratops


The Comotriceratops

Lo que Molly, ocho años, dijo: "Ella es una herbívora amistosa y servicial que ama ayudar a otras especies a conseguir comida para que no se mueran de hambre. Es ligera y elegante y siempre se le ve estupenda ".
Lo que Dixon dijo: "Comoticeratops es uno de los dinosaurios con cuernos. Un habitante de las tierras altas áridas, su coloración azul lo ayuda a mezclarse con las brumas de la montaña. Es un animal grande, más grande que los árboles de montaña en los que se alimenta. Sin embargo, está muy expuesto y es vulnerable a los pterosaurios tipo buitre de los riscos altos ".

El veredicto: Comotriceratops habría encajado con los otros dinosaurios con cuernos.

2. El Dos-O-Saurus

The Two-O-Saurus

Lo que Riley, de siete años, dijo: "Two-O-Saurus se come otros pequeños dinosaurios y es malo. Tiene peleas con otros dinosaurios grandes para proteger su hogar, es por eso que tiene grandes garras y dientes. Tiene un rugido muy fuerte para asustar a los dinosaurios y su cola rizada puede golpearlos y arañarlos ".

Lo que dijo Dixon: "¡Two-O-Saurus tiene dos cabezas! Esto realmente ha sucedido, no realmente en un dinosaurio sino en Hyphalosaurus, un reptil acuático que vivió en China a principios del Cretácico, junto con los dinosaurios. Tenemos un fósil de esto. No vivió mucho, ya que el fósil es de un bebé ".

El veredicto: El Two-O-Saurus podría haber existido, pero se enfrentó a un momento difícil. Como dijo Dixon: "Two-O-Saurus, al ser un terópodo, probablemente habría matado a su presa, pero luego tendría dificultades para decidir qué cabeza se lo comería".

3. The Fish-Ripper


Dougal Dixon: The Fish-Ripper
Oliver, de ocho años, dijo: "Una vez en la era de los dinosaurios, el Destripador dominó el mar. Arrancó peces grandes y pequeños del mar. Vivió alrededor del Jurásico y comió mucho pescado todos los días. Tiene escamas ásperas y enseña a los más jóvenes a volar y atrapar sus peces ".

Lo que dijo Dixon: "Fish Ripper es un pterosaurio, pero uno que ha perdido sus poderes de vuelo. Tenemos eso hoy en día: hay muchas aves que han perdido sus habilidades de vuelo y están perfectamente adaptadas a la vida en el suelo o en el agua. En el Destripador de Peces, las membranas de las alas están muy reducidas y forman una estructura plana en forma de aleta a lo largo del cuello y el cuerpo ".

El veredicto: The Fish Ripper definitivamente podría haber gobernado el mar ... la parte superficial de todos modos.

4. El Flynnosaurus



Lo que Flynn, de cinco años, dijo: "Los pequeños dinosaurios viven en Flynnosaurus y los mantiene a salvo de los grandes dinosaurios malos. Tiene muchos colores para que parecer amistoso, por lo que a otros pequeños pájaros y criaturas les gustará más. Puede derribar árboles con su gran cola y crecerá al comer más plantas ".

Lo que dijo Dixon: "El Flynnosaurus construye su propia armadura. Es un herbívoro de movimiento lento, relacionado con los anquilosaurios: los dinosaurios blindados. Sin embargo, a diferencia de sus parientes pesados, nunca desarrolló las placas blindadas. La piel suave de su espalda es muy atractiva para los parásitos, especialmente los diminutos pterosaurios parecidos a polillas y pequeños lagartos similares a los terópodos. Estos a su vez son atacados por grandes escarabajos ".

El veredicto: los dientes grandes del dinosaurio inspirado en Ankylosaurus pueden ayudarlo a comer a través de los árboles, pero el Flynnosaurus puede que no le vaya tan bien en una pelea.

5. El Polyosurussunyus Bananashaurus


The Polyosurussunyus Bananashaurus

Lo que Poppy, de siete años, dijo: "El dinosaurio se llama Polyosurussunyus Bananashaurus. Ella está un poco triste porque le gusta la nieve, pero ahora es verano. Ella tiene el cuello de una jirafa porque me gustan las jirafas. Está decorada con corazones y formas relucientes porque le gusta ir a fiestas y le gustan las decoraciones. ¡Tiene tantas piernas porque le gusta bailar, bailar y bailar como a mí!"

Lo que dijo Dixon: "¡Parece que el Polyosurussunyus Bananashaurus es más un cangrejo / jirafa que un dinosaurio! Vive en la tierra y está disfrazado de dinosaurio para mantener alejados a los depredadores. Una espina larga en un lado del caparazón se ve como una cabeza y el cuello, y una espina larga en el otro parece una cola ".

El veredicto: Dixon dice que debido a la ubicación en la que vive el Polyosurussunyus, encontrar un fósil sería casi imposible.

Los dibujos se realizaron como parte de una campaña promocional organizada por GreatBeanBags.


A continuación, un repaso iconográfico a la obra y a la vida de Dougal Dixon como ilustrador y divulgador científico al servicio de la paleontología, la anatomía comparada y las especulaciones de teoría evolutiva:































https://www.youtube.com/watch?v=eMxIFZNx1YY