Entradas populares

sábado, 17 de agosto de 2013

muñecas realistas en Japón

Sabéis que el arte hiperrealista, sobre todo cuando reproduce criaturas vivientes, es uno de nuestros principales temas de interés en el muestrario de reflexiones y trabajos propios y ajenos desde este blog.

Os remito a esta noticia tal y como la ofrece A. Isaac en "El Viralero" porque me impacienta elaborar un comentario propio antes de compartirla porque me parece fascinante.




El Viralero

Humanos convertidos en muñecas realistas en Japón


Por  | El Viralero – lun, 5 ago 2013
Del mercado japonés siempre nos llegan noticias de productos asombrosos que seducen y hasta producen un poco de miedo. Este es el caso de las nuevas muñecas con rostros "clonados" de humanos reales. El proceso de clonación digital les confiere un aspecto inquietante a estas figuras que parecen personas en miniatura atrapadas en cuerpos de muñecos.
@Danny Choo/CultureJapan
¿Cómo logran tal nivel de realismo? Todo comienza cuando el rostro de la persona que desea el juguete es fotografiado desde todo ángulo por cámaras digitales DSLR de alta resolución. Las imágenes son transferidas a un programa de modelado 3D donde el rostro se termina de conformar y se envían a una impresora 3D que reproduce una copia exacta de la cara del sujeto. Los clones se imprimen utilizando capas de tinta que se endurecen en el yeso. Posteriormente la cabeza pintada y con cabello se monta en el cuerpo de un muñeco.
El servicio es extraordinariamente popular entre las mujeres japonesas que desean inmortalizar momentos especiales de su vida como la boda. Estas féminas llegan a clonar sus vestidos y hasta su maquillaje, pero también el servicio es utilizado por jóvenes que se imprimen como personajes de fantasía de películas o cómics. Las mascotas también pueden tener su versión 3D.
@Danny Choo/CultureJapan
En Occidente la nueva moda se ha recibido con menos entusiasmo… El blog de moda Messy Nessy Chicrecomienda: "No se te ocurra tener contacto visual con estas muñecas" refiriéndose a que el realismo de estos pequeños rostros es tan grande que te pueden dar escalofríos de mirarlos.