Entradas populares

viernes, 2 de mayo de 2014

Alas macho y hembra en mariposas




La diferenciación visual entre géneros de una misma especie es algo bien conocido. Es lo que se llama dimorfismo sexual, y son estas diferencias físicas las que sirven para despertar en los diferentes sexos de una misma especie diferentes pautas de conducta encaminadas a la perpetuación de la misma.
En algunos casos, dichas diferencias físicas sirven para camuflar en el entorno al miembro que pasa más tiempo protegiendo, alimentando o incubando a las crías, generalmente la hembra, en otros casos el dimorfismo se basa superestímulos que atraen al sexo contrario porque supuestamente constatan una mayor capacitación física para actividades de supervivencia, o simplemente porque resultan llamativos. Así pues, los machos suelen ser de mayor tamaño, de colores más vivos y estridentes para atraer la atención de las hembras o para desviar la atención de los depredadores.
Por alguna razón, en nuestra cultura el macho humano ha sido usurpado de las llamativas y coloristas señales de su atuendo, que se han traspasado a las hembras, supuestas encargadas de atraer al macho humano con exhibiciones más propias de machos en casi todo el mundo animal. El hiperdimorfismo sexual más allá de la femineidad humana encuentra su terreno natural en los recursos de la estética drag-queen, y en el mundo de la ficción animada, las bailarinas avestruces de Disney son llamativos macho de aspecto femenino.

En el post de hoy rescatamos una interesante entrada original de COLOSSAL que reúne un recopilatorio de ejemplares de lepidópteros en colecciones entomológicas de diferentes especialistas que han seleccionado ejemplares de aspecto hermafrodita o cuando menos andrógino, al presentar asimetrías: un ala de macho y un ala de hembra.

(Kim Davis, Mike Terror , y Andrew Warren, mariposas de América)
En el reino de las anomalías genéticas en los seres vivos tal vez ninguno es llamativo visualmente más que androginomorfismo bilateral, una condición en la que un animal o insecto contiene ambas características masculinas y femeninas, uniformemente divididos, justo por la mitad. Mientras que se han observado casos en langostas, cangrejos e incluso en aves, parece ser  que se dan mariposas y polillas muy afortunadas con el esplendor visual de tener tanto masculinos como femeninos alas como resultado de la anomalía. Para aquellos interesados ​​en la ciencia, aquí hay un poco de Elise encima en IFLScience :
En los insectos el mecanismo es bastante conocido. Una mosca con cromosomas XX será una hembra. Sin embargo, un embrión que pierde un cromosoma Y todavía se desarrolla en lo que parece un macho adulto, aunque será estéril. Se cree que el  androginomorfismo bilateral se produce cuando dos espermatozoides entran en un huevo. Uno de esos espermatozoide se fusiona con el núcleo del óvulo y un insecto hembra se desarrolla. El otro esperma se desarrolla sin otro conjunto de cromosomas dentro del mismo huevo. Tanto un macho como una hembra del insecto se desarrollan dentro del mismo cuerpo.
Los anteriores son algunos buenos ejemplos de androginomorfismo bilateral, pero seguid los enlaces de arriba y abajo para muchos más. (a través de Live Science , The Endless Airshow, mariposas de América, IFLScience )

Spectacular Genetic Anomaly Results in Butterflies with Male and Female Wings


Spectacular Genetic Anomaly Results in Butterflies with Male and Female Wings science genetics butterflies
James K. Adams, Professor of Biology, Dalton State College
Spectacular Genetic Anomaly Results in Butterflies with Male and Female Wings science genetics butterflies
Spectacular Genetic Anomaly Results in Butterflies with Male and Female Wings science genetics butterflies
Andrew D. Warren, Yale Peabody Museum of Natural History
Spectacular Genetic Anomaly Results in Butterflies with Male and Female Wings science genetics butterflies
mybutterflybugs
Spectacular Genetic Anomaly Results in Butterflies with Male and Female Wings science genetics butterflies
mybutterflybugs
Spectacular Genetic Anomaly Results in Butterflies with Male and Female Wings science genetics butterflies
Kim Davis, Mike Strangeland, and Andrew Warren, Butterflies of America
In the realm of genetic anomalies found in living organisms perhaps none is more visually striking than bilateral gynandromorphism, a condition where an animal or insect contains both male and female characteristics, evenly split, right down the middle. While cases have been reported in lobsters, crabs and even in birds, it seems butterflies and moths lucked out with the visual splendor of having both male and female wings as a result of the anomaly. For those interested in the science, here’s a bit from Elise over at IFLScience:
In insects the mechanism is fairly well understood. A fly with XX chromosomes will be a female. However, an embryo that loses a Y chromosome still develops into what looks like an adult male, although it will be sterile. It’s thought that bilateral gynandromorphism occurs when two sperm enter an egg. One of those sperm fuses with the nucleus of the egg and a female insect develops. The other sperm develops without another set of chromosomes within the same egg. Both a male and a female insect develop within the same body.
Above are some great examples of bilateral gynandromorphism, but follow the links above and below for many more. (via Live Science, The Endless Airshow, Butterflies of America, IFLScience)