Entradas populares

jueves, 7 de febrero de 2013

Hallazgos del Hurgador: Judy Fox [Escultura]

Judy Fox [Escultura] 

(fragmento del post publicado por Javier Fuentes en "El Hurgador del Arte", donde podéis ver la entrada al completo y más muestras de la obra de la artista.

Judy Fox

Me han resultado fascinantes las obras de Judy Fox. Un abordaje singular de la escultura clásica lleno de contemporaneidad y simbolismo. El trabajo de Judy no se agota en las piezas en sí, sino en instalaciones en las que los personajes dialogan entre sí y con el espectador. Aporto y traduzco extractos (señalados con [*]) de un interesante texto de Carol Diehl: “Judy Fox: Figures in Limbo”, aparecido en "Art in America" en noviembre de 2000, pp. 140-143., que puede leerse completo (en inglés) aquí.

I've found the works of Judy Fox fascinating. A singular approach to the classical sculpture full of contemporaneity and simbolism. Judy's work not ends in the pieces itself, but in installations where sculptures dialogs among themselves and also with the viewer. With the images, some excerpts -marked with [*]- from a very interesting text by Carol Diehl: “Judy Fox: Figures in Limbo”, Art in America, November, 2000, pp. 140-143., you can fully read it here. Spanish translation is mine.

Judy Fox junto a su obra "Vanity". La fotografía es de aquí.

Judy Fox es una escultora estadounidense nacida en Elizabeth, New Jersey, que trabaja en New York. Está representada por la PPOW Gallery en New York, y la Galería Thaddaeus Ropac en Europa.
Judy estudió escultura en Yale y Skowhegan, y obtuvo un Master en Historia del Arte del Instituto de Bellas Artes de New York.
Ha expuesto regularmente desde 1985, participando en numerosas exhibiciones públicas y privadas en Estados Unidos y Europa. Ha sido invitada para dar charlas en varias escuelas y museos.

"Satyr (Sátiro)", resina rellenada, caseína, 68" x 30" x 25", 1998
"(...) el astuto sátiro sólo alude a su personaje mítico; él es tan humano como de otro mundo. La magia aquí está en la sutil tensión que Fox crea entre lo real y lo imaginado, y en la levedad de su toque. Las manos del sátiro están en alto, como si tocara la flauta, aunque el instrumento no está representado. Si lo estuviera la figura remitiría a la ilustración, y el hechizo se rompería. Sin el aspecto mitológico, sin embargo, nos sentiríamos atraídos a la verosimilitud con que el sátiro está representado, y terminaría como cualquier otro tipo, un Duane Hanson sin ropas. En cambio cada aspecto de su humanidad apunta hacia una delicada línea entre lo posible y lo fantástico. Es peludo, y las uñas de sus pies puntiagudas, pero no demasiado. Su abdomen aparece extrañamente alargado, y sus cuernos, anidados discretamente en su pelo, son apenas unos bultos. En la hendidura entre sus nalgas, donde cabría esperar encontrarse una cola, el pelo de su espalda termina en un bucle seductor, y su pene no está colgante ni rígido, sino que se tuerce hacia arriba como una serpentina, sugestivamente semi-erecto. La expresión de su rostro confronta directamente al espectador de una manera que cualquier mujer reconocería: la ensayada y aún así convincente mirada de un seductor consumado. Te está mirando, y él sabe cómo conseguir lo que quiere." [*]
"Octopus 2", resina al agua, caseína, 12" x 18" x 16", 2011
"Yo esculpo con un libro de anatomía cerca, pero en realidad no soy una anatomista. Lo que conozco es la textura de las cosas. Hay un punto en el cual me concentro en la superficie y luego sigo confiadamente. Tratar de tener todo analizado es un proceso de podar todo lo que con comprendes. Debes dejar ahí lo que no comprendes, porque ahí es donde radica la riqueza." [*]

"Mermaid (Sirena)", resina al agua, caseína, 64" x 26" x 13", 2011
"Desde los años '50, cuando George Segal comenzó a moldear la forma humana del natural, mucha escultura figurativa contemporánea se ha logrado a través de éste proceso. De hecho, las figuras de Fox son tan precisas anatómicamente que uno asume de entrada que no pueden haber sido hechas de ninguna otra manera. Hay, sin embargo, una delicadeza y vitalidad que por lo general no está presente en obras creadas con éste método de colada. Los rostros en la mayoría de éstas figuras están en reposo, y cuando el artista intenta animarlos, la mayoría de las veces terminan pareciendo máscaras o caricaturas. De hecho, es casi imposible capturar un parecido realista con la fundición, porque el material del que está hecho el molde agrega un peso a la piel que hace la expresión inerte y un poco antinatural. En contraste, los rostros en las figuras de Fox, como sus cuerpos, están imbuídos por la artista de una vivacidad refinada que sólo se consigue con un cuidadoso modelado a mano y pintado." [*]