Entradas populares

jueves, 8 de diciembre de 2016

Carnívoros anacrónicos. Caza y gastronomía jurásica en "Voracious", por Markisan Naso y Jason Muhr.




Vamos a intentar, antes de que acabe el año, de dar cabida a parte de nuestros borradores y de los trabajos artísticos relacionados con los animales que más nos llamaron la atención durante el año pasado.
Nos remontamos a Febrero, cuando nuestros admirados redactores de Koprolitos nos ofrecían una entrada dedicada al curioso planteamiento de un trabajo gráfico de Markisan Naso y Jason Muhr, una saga ilustrada cuyo excusa argumental son los viajes en el tiempo, sufragados por un negocio gastronómico en realidad poco sorprendente en los tiempos que corren de proliferación de programas de cocina y de chefs mediáticos: ni más ni menos que viajar en el tiempo a la captura de dinosaurios como piezas selectas para cocina. No hay excusas científicas ni aventureras, ni siquiera de negocios basados en la agotada espectacularidad de los zoológicos y parques temáticos de la actualidad, sino, sencillamente, la curiosidad por consumir productos cárnicos alternativos de animales mitificados por las leyendas y por la mitología de la historia natural. En un mundo de gourmets a la búsqueda de nuevas experiencias, la verdad es que el aparentemente bizarro planteamiento de la serie de Naso y Muhr nos parece muy interesante, ya que propone, como bien señalan los redactores de Koprolitos, una combinación entre Jurassic Park y Top Chef, aunque yo diría que más exactamente recurre al planteamiento de viajes en el tiempo propio de sucedáneos pseudodocumentales de Parque Jurásico como "Caminado entre Dinosaurios", con Nigel Marven, sin duda el naturalista mediático más coherente y competente tanto en la faceta de naturalista como en la de presentador y, por tanto, intérprete de un personaje premeditado y ejecutado como lo haría un dotado actor. Tenemos pendiente sin duda un comentario al trabajo de Marven y de otros grandes antecesores de la divulgación zoológica audiovisual, pero, de momento, imaginemos que los viajes de Marven al cretácico o al jurásico no son para capturar ejemplares para un zoo antediluviano, sino para llenar las despensas de un restaurante encaminado a la exclusividad de ogrecer menús prehistóricos.
Estamos sumidos en una época que cada vez más clamará por el enfrentamiento entre los defensores del veganismo radical y los consumidores de carne indiferentes a las injusticias cometidas con los animales criados o capturados para consumo humano, así que la metáfora planteada por "Voracious" no es un simple ardid argumental, o una broma narrativa: es una crítica aguda y certera al estado de las cosas aunque sirva como eficaz pretexto para contar aventuras, esas aventuras que en la época en que Howard Hawks rodó "Hatari", parecían honestas y amantes de la naturaleza y la aventura, y hoy las vemos como un atentado soberbio y antropocentrista a los demás miembros de la biodiversidad.
El valor socioeconómico adquirido por los productos más exclusivos de la gastronomía más selecta disfrazan de elevada espiritualidad e intelectualidad un sacrificio animal ya no sustentado en la supervivencia sino en el lujo, signo de desigualdad social y, sobre todo, de desigualdad interespecies.

Mafa Alborés




LUNES, 22 DE FEBRERO DE 2016


VORACIOUS

Recién salido del horno durante este mes de febrero, el cómic Voracious creado por Markisan Naso (guión) y Jason Muhr (dibujo), promete hacer las delicias de los amantes de los viajes en el tiempo, los dinosaurios y la gastronomía. Y es que esta serie breve editada por Action Lab parece ser la mezcla perfecta entreJurassic Park y Top Chef, ya que el protagonista, Nate Willner, utiliza una maquina del tiempo para viajar al pasado y conseguir dinosaurios con los que cocinar sus platos. Nate era un joven aprendiz de chef en uno de los mejores restaurantes de New York, pero tras la muerte de su hermana, perdió sus ganas de cocinar. De regreso a su ciudad natal en Utah, consigue trabajo en una cafetería y siente que su vida se encuentra en un callejón sin salida... hasta que inesperadamente hereda un traje para viajar en el tiempo que le lleva a hasta el Mesozoico. De esta forma, el chef Willner recuperará su pasión por la cocina. De momento, sólo se han editado los dos primeros números de la serie (que parece ser de cuatro) y de cada uno, han publicado dos portadas, que dejamos por aquí: